El Centro Vasco Argentino Gure Txokoa de Córdoba (Argentina) plantará un retoño genéticamente legítimo del Árbol de Gernika en el marco de una serie de reformas que esta Euskal Etxea prevé realizar próximamente. Aprovechando su participación en el rally Dakar, el bilbaíno Ignacio Corcuera "Livingstone" ha sido el "mensajero" encargado de llevar un retoño oficial del roble aprovechando la semana pasada el paso de la mítica carrera por tierras argentinas.

Otorgado y certificado por las Juntas Generales de Bizkaia y cuidado por Basalan, empresa pública dependiente de la Diputación Foral, el símbolo de las libertades vascas fue entregado la semana pasada a un socio de la Euskal Etxea de Córdoba por el piloto vizcaíno que en esta edición del Dakar se ha convertido en el primer piloto del Estado en correr tres veces en solitario el Rally.

En su ruta de viaje, Corcuera tiene apuntado varias entregas más. Llevará un retoño del Árbol de Gernika a otras dos Euskal Etxeak, situadas en Chile y Bolivia, países por los que discurre la carrera.

Además de en Argentina, el país del mundo con más Euskal Etxeak (tiene 76 de las 162 que hay por el mundo), el destinatario elegido en Chile será la Eusko Etxea de Valparaíso-Viña, fundada en 1943. Y, en el caso de Bolivia, con menos tradición de inmigrantes vascos, aún no se ha concretado el centro vasco en el que hará la entrega.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.