El Grupo Especial de Desactivación de Explosivos (GEDEX) de la Comandancia de la Guardia Civil de Castellón destruyó en 2014 un total de 100 artefactos explosivos, 5.142 fulminantes y 3.725 unidades de cartuchería de caza y metálica, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

Entre los objetos hallados se encuentran granadas de mano, de mortero, proyectiles de artillería de la pasada Guerra Civil, así como bengalas de señalización marítima caducadas y cohetes antigranizo.

La mayoría se encontraban en muy mal estado, lo que dificulta las tareas de desactivación por parte del personal especializado, pues se encuentran casi en su totalidad con la espoleta y carga intacta.

Los artefactos fueron hallados en su mayoría por ciudadanos que practicaban deporte, caza, senderismo, agricultores u operarios mientras efectuaban labores de limpieza o reparaciones en viviendas antiguas.

Consulta aquí más noticias de Castellón.