El presidente en funciones del Partido Popular de Orihuela (Alicante), Francisco Pérez Espinosa, —nombrado por un comité que no reconocen la dirección provincial y la regional— ha anunciado a través de un comunicado la desconvocatoria del Comité Ejecutivo Local previsto para las 19.00 horas de este mismo lunes, al entender que la reunión "no se ajusta al cumplimiento de los estatutos ni del reglamento de organización". Desde el PPCV se mantiene el encuentro, con presencia de la coordinadora general, Isabel Bonig.

A través de un comunicado, Pérez, como "presidente en funciones" del PP oriolano y "en su representación y en la de las tres quintas partes partes de la ejecutiva local", ha expresado su "total desacuerdo" con la reunión de este órgano, cuya celebración "desautoriza".

"Como presidente en funciones, nombrado legítimamente, el pasado 7 de enero de 2015 en el comité celebrado a las 20.30 horas, por unanimidad de los asistentes, desconvoco la celebración del Comité Ejecutivo Local convocado para hoy, por entender que no se ajusta al cumplimiento de los estatutos ni del Reglamento de Organización, en los que se establece que la convocatoria de Comité debe realizarla el presidente", indica el escrito.

Sin embargo, fuentes del PPCV han asegurado a Europa Press que la reunión seguirá adelante porque está convocada "como marcan los estatutos" por parte del secretario general de la formación en la localidad, que es quien debe hacerlo en el caso de no estar el presidente local, como ocurre en este supuesto. La expresidenta 'popular' oriolana Pepa Ferrando que tiene abierto un expediente sancionador y está suspendida de militancia.

"designación por imperativo"

En el comunicado del PP de Orihuela se especifica que la convocatoria "no se ajusta a derecho" porque desde el 7 de enero "existe un presidente en funciones nombrado en base al Reglamento de Organización del Partido Popular de la Provincia de Alicante" y añade que "ni los estatutos, ni el Reglamento de Organización de este partido contemplan la designación por imperativo de nadie que ocupe las funciones de presidente en una situación como es ésta de excepcionalidad".

En esta línea, tanto Pérez Espinosa como "las tres quintas partes de la Ejecutiva manifiestan su total desacuerdo con el proceder de algunos miembros de esta ejecutiva local, así como con algunos dirigentes provinciales y regionales de este partido, entendiendo que la sanción impuesta a la presidenta local elegida en asamblea por 1.288 afiliados, Pepa Ferrando, no se ha ajustado a la más estricta legalidad, vulnerando su derecho a tener una defensa justa".

De igual modo, reprueban la actuación del 8 de enero del vicesecretario de Organización, Pablo Lorenzo Bregante, "cuando dando lectura a un supuesto comunicado que no firmaba nadie, pedía la dimisión del presidente de NNGG de Orihuela".

Por ello, solicitan a la dirección regional del PPCV "por el bien de nuestro partido y por el bien de Orihuela, rectifique y levante la sanción impuesta a Pepa Ferrando y los expedientes abiertos a los compañeros concejales, por entender esta medida injusta y de agravio comparativo" con otros ediles de otras localidades que en una situación similar no recibieron expediente como es el caso, según citan de Novelda, La Nucía, Pilar de la Horadada y Valencia.

"A cuatro meses de la próxima cita electoral, flaco favor nos hace la adopción de estas medidas contra nuestra presidenta y nuestros concejales. Cuatro años de trabajo tirados por la borda por una decisión desmedida, sin ajustarse a derecho, decisión no meditada, ni dialogada que puede, como bien lo saben nuestros dirigentes, impedir que el PP llegue en 2015 a conseguir los resultados necesarios para gobernar Orihuela y devolver la estabilidad Institucional que tanta falta nos hace", concluyen.

El expediente disciplinario se abrió a Ferrando y a otros cinco ediles del PP de la localidad porque se ausentaron del pleno municipal y no votaron una moción que reclamaba que no hubiera imputados en las próximas listas electorales. Militantes afines a Ferrando pidieron la celebración de un Comité ejecutivo Local para tratar la situación de los expedientados aunque el presidente en funciones del PP local, Dámaso Aparicio, desautorizó esa reunión en la que se eligió a Pérez Espinosa como presidente. La dirección provincial y regional tampoco reconocieron la convocatoria y mantienen la de este lunes.

Consulta aquí más noticias de Alicante.