Amedy Coulibaly
El presunto yihadista Amedy Coulibaly, en un vídeo emitido tras su muerte. YOUTUBE

El Ministerio francés de Justicia ha informado este lunes de que dos de los autores de los recientes atentados yihadistas en Francia, Amedy Coulibaly y Chérif Kouachi, habían mostrado un buen comportamiento durante algunas de sus estancias en prisión.

En concreto, Coulibaly, delincuente reincidente de 32 años de edad, que asesinó el jueves en el sur de París a una policía municipal y asaltó el viernes un supermercado judío, donde cuatro rehenes resultaron muertos, tuvo una actitud "ejemplar", señaló en conferencia de prensa el portavoz ministerial, Pierre Rancé.

Coulibaly fue sentenciado a cinco años de cárcel por el proyecto de evasión de otro supuesto yihadista

En su última condena, en diciembre de 2013, Coulibaly fue sentenciado a cinco años de cárcel por participar en el proyecto de evasión en 2010 de otro supuesto yihadista, Smaïn Ait Ali Belkacem, en el cual Kouachi también estuvo vinculado, aunque su caso acabó archivado.

Coulibaly, quien murió durante el asalto al supermercado efectuado por las fuerzas especiales de la Policía francesa, respetaba el reglamento interno, participaba en actividades deportivas y culturales, se benefició de cursos de formación y era un preso "particularmente motivado", que solo tuvo un pequeño incidente disciplinario al ser sorprendido con un teléfono móvil.

Según Rancé, dio "señales de reinserción", cumplió su pena en las condiciones normales y en mayo de 2014, según lo previsto, fue liberado.

Coincidieron en la cárcel

El portavoz ministerial ha indicado que, a mediados de la década de 2000, coincidió con Chérif Kouachi durante un breve periodo de tiempo en la prisión de Fleury-Mérogis, al sur de París.

Kouachi, junto a su hermano Said, fue el autor el miércoles en París del ataque contra la revista satírica Charlie Hebdo, en el que murieron doce personas y once resultaron heridas.

Chérif, según el portavoz ministerial, dio muestras de un comportamiento "un poco más agitado", pero no presentó problemas ni estuvo ligado al islamismo radical, y siguió durante su encarcelamiento cursos de apoyo escolar.

Solo nos coordinamos en el inicio, ellos con el 'Charlie Hebdo' y yo con los policías

Mientras que su hermano Said solo aparece en los documentos policiales de forma secundaria, él fue encarcelado por primera vez en 2005 y condenado en 2008 a tres años -la mitad exentos de cumplimiento- por participar en la llamada "red de Buttes Chaumont", que reclutaba a jóvenes marginales para la causa fundamentalista.

Coulibaly afirmó el pasado viernes antes de morir que "obedecía al califa del Estado Islámico", Abu Bakr al Bagdadi, y que se coordinó con los hermanos Kouachi para cometer sus ataques.

"No estuvimos en contacto (una vez comenzaron sus crímenes). Solo nos coordinamos en el inicio, ellos con el Charlie Hebdo y yo con los policías", explicó en una llamada realizada al canal de televisión "BFM TV", que sólo la difundió cuando los terroristas fueron abatidos.