Manifestación Francia
Hollande y Netanyahu estuvieron en la sinagoga tras participar en la manifestación por París. EFE

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha sido criticado por no haber asistido ni haber enviado a altos funcionarios a la marcha del domingo en París en respuesta a los atentados terroristas contra el semanario satírico 'Charlie Hebdo'.

El presidente francés, François Hollande, estuvo acompañado este domingo por mandatarios de todo el mundo en la multitudinaria marcha de París en rechazo al terrorismo y en defensa de la libertad de expresión.

La Casa Blanca está esquivando las críticas debido a que ni Obama ni el vicepresidente, Joe Biden, que no tenían nada en su agenda del domingo, se desplazaron a la histórica muestra de solidaridad de París.

El fiscal general de EE UU viajó a París, pero no acudió a la manifestación

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, había viajado a París para asistir a un encuentro ministerial sobre yihadismo y antiterrorismo, y pese a que se esperaba que asistiese a la cabeza de la manifestación, no estuvo presente.

Estados Unidos estuvo representado en la protesta en París por su embajadora en Francia, Jane Hartley, mientras que mandatarios de 40 países, incluidos Alemania, Reino Unido, España, Jordania o Israel, así como de Palestina, estuvieron presentes.

Más de un millón de personas marcharon este domingo en París en defensa de las libertades frente al fanatismo y el extremismo religioso.

Medios estadounidenses y líderes de opinión han criticado a la Administración Obama por no haber enviado a un representante de alto nivel, ni siquiera al secretario de Estado, John Kerry, que se encuentra de gira por India y Pakistán.

Kerry se reunirá con Hollande

Kerry anunció que hará una parada no anunciada en París este jueves de camino a Washington para reunirse con el presidente Hollande y el ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius.

El secretario de Estado rechazó desde la India las críticas "triviales" a la ausencia de altos funcionarios estadounidenses y del presidente Obama en París y aseguró que sí estuvo presente en París la secretaria de Estado adjunta para Europa, Victoria Nuland.

La secretaria de estado adjunta para Europa sí que asistió a la manifestaciónObama habló por teléfono con Hollande tras el ataque perpetrado el miércoles en París contra el semanario satírico y la búsqueda de los principales responsables, que mantuvo a Francia en vilo durante tres días.

El presidente estadounidense también visitó la embajada francesa en Washington para presentar sus condolencias al pueblo francés.

EE UU reconoce su error

La Casa Blanca ha dado la razón a quienes han criticado que ni el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ni ningún otro alto funcionario asistieran a la marcha contra el terrorismo de este domingo en París, al admitir que "debería haber enviado a alguien de más alto perfil".

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, ha reaccionado así a las críticas que ha suscitado el hecho de que la embajadora estadounidense en Francia, Jane Hartley, fuera la encargada de representar a esta nación en la marcha, a la que asistieron mandatarios y líderes de 40 países.

"Es justo decir que deberíamos haber enviado a alguien de más alto perfil (que la embajadora estadounidense)", dijo Earnest en su conferencia de prensa diaria.

La presencia de Obama habría impactado significativamente la capacidad de participar en la marcha de aquellos ciudadanos que querían asistir

El portavoz aseguró que a Obama "le habría gustado tener la oportunidad de estar allí" para la multitudinaria marcha de París en rechazo al terrorismo y en defensa de la libertad de expresión, tras el ataque contra el semanario satírico Charlie Hebdo.

No obstante, recordó que la planificación para la marcha "comenzó el viernes" pasado, y que la asistencia de Obama o del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, a un acto multitudinario al aire libre requiere de tales medidas de seguridad que habría causado grandes molestias en la organización de la marcha.

"Si el presidente o el vicepresidente hubieran asistido, eso habría impactado significativamente la capacidad de participar en la marcha de aquellos ciudadanos que querían asistir", afirmó Earnest.

El portavoz subrayó que la ausencia de Obama y otros altos funcionarios no resta "el compromiso de Estados Unidos con la seguridad de Francia y con sus valores", y recordó que los dos Gobiernos se han mantenido en "coordinación constante" desde que se produjo el ataque contra el semanario francés.

"Queremos mandar un mensaje claro de que Estados Unidos está hombro con hombro con Francia, y enviar a alguien de más alto perfil (a la marcha) habría enviado ese mensaje", reconoció.