Los ayuntamientos de Riglos, Agüero y Murillo de Gállego han manifestado su unanimidad para sacar adelante la iniciativa que permitirá que los Mallos de Riglos, Agüero y Peña Rueba sean declarados Monumento Natural, un espacio que forma parte de estos tres municipios y que suma cerca de 200 hectáreas.

El Gobierno de Aragón ha sometido a información pública el proyecto de decreto por el que se declarará Monumento Natural a este enclave y fija un plazo de 30 días para presentar alegaciones.

La alcaldesa de Murillo, Marta de Santos, no espera importantes alegaciones ya que hay "gran unanimidad" al respecto para que tengan la protección que se merecen debido a su notoriedad geológica, paisajística y cultural y ha recalcado que esta protección apenas supondrá modificaciones en el uso y disfrute de los mallos.

Así, ha dicho que "el usuario de estas peñas siempre ha sido muy respetuoso y apenas va a haber modificaciones de uso y habrá un poco más de control en la caza; tenemos un tesoro a nivel ornitológico que no está en el resto de España y eso es gracias a la buena convivencia que siempre ha habido entre el ser humano con la naturaleza".

La alcaldesa de Murillo ha mostrado su satisfacción por poder tener esta declaración en una zona como esta, que supondrá "un reconocimiento a algo que sorprende, y mucho, que no esté protegido" todavía, a pesar "de su importancia geológica y medioambiental".

Consulta aquí más noticias de Huesca.