El PP del Ayuntamiento de Ourense ve "deplorable" que la "dimisión" de la hasta la fecha edila de Urbanismo, Áurea Soto, sea "forzada por la presión" del PSOE "regional y nacional" y considera que el alcalde ourensano, Agustín Fernández, debe dimitir ahora.

Así, el grupo del PP ha manifestado "lamentar profundamente" la "deplorable imagen institucional" que está dando el gobierno municipal de la ciudad, en alusión al PSOE y a que la edila Áurea Soto anunciase este lunes por la mañana su marcha, y con un alcalde a su lado que "proclamó en reiteradas ocasiones que ponía la mano en el fuego por ella".

En ese sentido, ha aludido a la "delicada" situación en la que queda el Ayuntamiento de Ourense desde este lunes, con un alcalde "incapaz de hacer equipo" con ediles "mal avenidos entre ellos", por lo que el PP ha reiterado su puesta a "disposición de los ciudadanos" para "garantizar la gobernabilidad de la ciudad", en un ejercicio de "responsabilidad" que "sólo" corresponde al que ven como único grupo político con capacidad para "asumir las riendas".

Una vez más, según ha dicho el PP, el Ayuntamiento queda en situación "insostenible e ingobernable", por lo que recuerda al alcalde que cumpla lo que dijo "y muestre que tiene palabra, y dimita como dijo que haría". El volumen de procesos judiciales abiertos contra Áurea Soto, según recoge en un comunicado, hacía ver que el momento de su marcha "tendría que llegar" y el PP critica que "no se hizo nada para prever los efectos de la dimisión".

En ese sentido, recuerda los "importantes proyectos estratégicos" que "quedan en el aire" como el Plan de Inversiones, el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM), As Burgas y plaza de abastos, entre otros, y critica la "muletilla favorita" del grupo de gobierno municipal de "echarle la culpa al PP".

En relación a la edila Áurea Soto, recuerda que fue reprobada a petición del PP, en el pleno municipal de septiembre de 2014 y que "ni la oposición, ni la mayor parte de sus propios compañeros, ni los ciudadanos, son capaces de decir nada positivo de su gestión que ahora queda en el aire por una temeraria falta de previsión".

"aspectos oscuros"

Por su parte, la portavoz del BNG municipal, Susana García, sobre la posible marcha de la edila Áurea Soto, había manifestado una hora antes de que se anunciase, que ésta "recibió una herencia complicada del gobierno del PP", pero "también es cierto que su gestión tuvo aspectos oscuros y fruto de uno de ellos irá al banquillo".

La decisión de "dimitir", según la portavoz nacionalista, llega "tarde" pues el BNG la pidió desde el primer momento de su imputación pero "ahora ya es imprescindible", pues la concejalía de Urbanismo está "empantanada e inoperante" en los últimos tiempos "hasta para un trámite tan habitual como el de dar licencias de rehabilitación".

García ha subrayado la situación del PGOM que "queda a medias", aunque "fue una promesa electoral" y se preguntó cómo solucionar ese tema "porque es un plan que no satisfizo a nadie y eso sólo se le puede imputar a ella, por no dialogar demasiado con nadie".

"títere del psoe"

Mientras, el portavoz de DO, Gonzalo Pérez Jácome, autor de la denuncia sobre la plaza de San Antonio, el primer asunto que llevará a Áurea Soto al banquillo, ha explicado a Europa Press que, tanto la edila Soto como el alcalde, son "títeres de su partido", pues hace tres días, en el pleno del viernes, se negaron a respaldar la moción presentada por DO sobre el cese de la edila del PSOE "y ahora lo hacen porque les obliga el partido".

"El alcalde rechazó cesarla el viernes a petición de los ciudadanos pero tuvo que aceptar hacerlo porque como títeres del partido en el que están, tienen que hacer lo que le dicen desde él", ha explicado.

Asimismo, ha considerado "irrelevante" el hecho de haber denunciado un asunto ocurrido años antes de llegar a la Corporación municipal de Ourense -es edil desde 2011- y las críticas, en ese sentido, las atribuyó "a lo típico de matar al mensajero", pues su grupo denunció la actuación de Áurea Soto "porque el compromiso con los ciudadanos es el de denunciar la corrupción".

Añadió no plantearse si es malo judicializar la vida política, pues casos como el de la plaza de San Antonio, "dejan claro que son los jueces los únicos" que pueden frenar la corrupción, así que es "fundamental" acudir a la Justicia "si no los políticos no doblegan".

Consulta aquí más noticias de Ourense.