El Ayuntamiento y el Gobierno autonómico han cerrado ya las negociaciones sobre los sistemas de accesibilidad que Sevilla tendrá en los próximos años a propuesta de la oficina del PGOU.

 

La financiación de las nuevas conexiones dependerá de la titularidad de la obra. Con este nuevo paso, el PGOU termina de perfilar las alegaciones. Hacia el 15 de julio podrá ser aprobado de forma provisional.