Con el esperadísimo estreno del spin off de Breaking Bad a la vuelta de la esquina, que arrancará el próximo 8 de febrero en AMC, la productora ha decidido desmentir uno de los rumores más extendidos sobre Better Call Saul: la colaboración de los dos personajes más importantes y queridos de su serie original, Walter White y Jesse Pinkman. 

A pesar de que la nueva apuesta dramática de la cadena norteamericana reunirá bajo el mismo título a rostros tan familiares como el de Bob Odenkirk o Jonathan Banks —que ya estuvieron presentes en la trepidante historia de Heisenberg, la serie original—, todo apunta a que sus dos protagonistas, Walter White (Bryan Cranston) y Jesse Pinkman (Aaron Paul), no estarán presentes en el arranque de temporada.

No queremos engañar a la gente con algo que no va a pasarAsí se desprende de una entrevista en exclusiva para Tv Line, en la que el productor ejecutivo Peter Gould ha asegurado que "ni Jesse ni Walter White participarán en la primera entrega". "Queremos que destaque por sí misma. No queremos engañar a la gente con algo que no va a pasar", añadió Gould.

Better Call Saul arrancará seis años antes de los acontecimientos que se desarrollan en la serie original de Vince Gilligan. La precuela en forma de ficción televisiva, en concreto, girará en torno a los problemas a los que tendrá que hacer frente el icónico abogado Jimmy McGill durante su juventud, antes de transformarse en el corrupto y sin escrúpulos Saul Goodman.