El monitor de Lloret de Mar.
El monitor de Lloret de Mar acusado de abusar de menores durante el juicio en la Audiencia de Girona. XAVIER PI / ACN

Un monitor de Lloret de Mar (Girona) ha reconocido haber abusado sexualmente de 17 menores e incluso ha admitido haberse grabado mientras abusaba de uno de ellos. El acusado, Josep Castiella, se ha limitado a responder con un simple 'sí' cada vez que el fiscal y las acusaciones le preguntaban sobre si había cometido los abusos. Castiella hacía los tocamientos a los niños, que tenían entre 4 y 9 años, durante la escuela de verano o cuando daba clases particulares. El acusado se enfrenta a una condena global de 105 años de cárcel y a pagar una indemnización de 108.000 euros, mientras que la defensa pide una condena de 28 años.

El monitor ha reconocido todos y cada uno de los abusosJosep Castiella ha reconocido todos y cada uno de los abusos a menores por los que se ha sentado en el banquillo de los acusados. En total, el monitor de Lloret de Mar —como él mismo ha admitido— abusó de 17 niños. Con uno de ellos, hasta llegó a grabarse con el móvil mientras le hacía una felación en una de las aulas del CEIP Àngels Alemany.

Las acusaciones sitúan la mayoría de los abusos entre el verano de 2011 y principios del 2012. Entonces, Josep Castiella hacía años que trabajaba con niños. En el colegio de Lloret de Mar, durante el curso, daba clases extraescolares de guitarra y tenis. A través del ayuntamiento, también se encargaba de montar y dirigir las escuelas de verano que se hacían en las escuelas Àngels Alemany y Pere Torrent.

Que Castiella haya reconocido los abusos ha permitido acortar sustancialmente el juicio. En principio, tenía que durar hasta jueves, pero después de que admitiera los cargos, las acusaciones y la defensa han renunciado a la declaración de los testimonios y a las víctimas.

Traumatismo y monóxido de carbono

Quién sí ha declarado han sido dos peritos, propuestos por la defensa, que han analizado el estado mental del procesado. Los doctores han sostenido que Josep Castiella sufre un trastorno de la personalidad porque, cuando era joven, dos situaciones que vivió le produjeron daños en el cerebro.

La defensa sostiene que sufre un trastorno debido a dos accidentes que sufrió de jovenEl primero fue cuando el procesado tenía 13 años y sufrió una caída en bicicleta, que le provocó un traumatismo craneal que, según los doctores, le afectó un lóbulo del cerebro. El segundo fue cuando Castiella tenía 21 años y se intoxicó con monóxido de carbono durante la rúa de Carnaval de Blanes (Girona). Ese día, Castiella conducía la carroza y llego a perder el conocimiento después de inhalar el gas tóxico.

Para los peritos, el traumatismo craneal que Castiella sufrió cuando era adolescente le provocó una alteración y un trastorno de la personalidad, que desembocó en conductas pedófilas. Según los doctores, tanto la caída como la intoxicación también contribuyeron a que el procesado fuera frío, insensible y que sufriera momentos de "descontrol imprevisibles", que le hacían cometer los abusos, pese a saber que eso que hacía estaba mal.

Tanto la fiscal como las diferentes acusaciones han puesto en duda estos informes. Primero, porqué el mismo acusado, cuando se lo pidieron, no dio importancia a estas situaciones y consideraba que no le habían afectado a la personalidad. Y segundo porque supieron de los dos médicos después de hablar con la madre de Castiella, y no porque fuera el monitor quién se lo explicara al principio. Además, las diferentes acusaciones también han puesto de relieve que las conclusiones estaban poco fundamentadas. Entre otros, porqué faltaban informes o estudios que les apoyaran.

Hasta 105 años de cárcel

Al final del juicio, la fiscal ha modificado sus conclusiones provisionales. Acusa a Castiella de haber abusado sexualmente de 17 niños y, en 7 de estos, considera que lo hizo de forma continuada.

Además, también imputa al monitor un delito de abuso sexual con penetración bucal, otro de elaboración de material pornográfico y un último de tenencia de pornografía infantil. Los Mossos d'Esquadra encontraron, repartidos en memorias USB, el móvil y DVDs, más de 4.500 dibujos y una docena de vídeos pornográficos dónde aparecían menores.

La fiscal pide penas de entre 4, 5 y 6 años de cárcelPor cada uno de los abusos, la fiscal pide penas de entre 4, 5 y 6 años de cárcel e indemnizaciones de 6.000 euros. Para el caso del niño a quién Castiella hizo la felación, la acusación pública pide que se condene al procesado a 18 años de cárcel y tenga que pagar una indemnización de 12.000 euros al menor.

En total, por todos los delitos, la fiscal pide una pena global de 105 años para el monitor de Lloret de Mar. Además, también pide que una vez cumplida la pena, el monitor pase 10 años en libertad vigilada. En materia de responsabilidad civil, solicita que Josep Castiella tenga que pagar una indemnización a las familias que llega a los 180.000 euros.

Consulta aquí más noticias de Girona.