Las obras de la cuarta fase del paseo marítimo de Fuengirola (Málaga), concretamente la parte correspondiente a Carvajal, se han iniciado este lunes. Unos trabajos con un periodo de ejecución de 14 meses pero que la alcaldesa, Ana Mula, ha confiado en que ese plazo se reduzca "de manera importante".

Mula, que ha calificado este 12 de enero como un "día histórico" para la localidad costasoleña, ha vuelto a recordar la década de espera de este proyecto, después de que la licitación fuera anulada por el Gobierno entonces presidido por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero. En este punto, ha resaltado que el Ejecutivo central de Mariano Rajoy "ha cumplido su palabra".

Este lunes, por tanto, se han iniciado las labores de señalización, a la que seguirán el vallado y, a mitad de semana, los trabajos de demolición necesarios. Precisamente, este martes habrá una reunión de trabajo con la empresa adjudicataria.

Las obras fueron licitadas, tal y como publicó el Boletín Oficial del Estado (BOE), el pasado 2 de julio. En el pliego que ha regido el concurso se contemplaba un precio inicial de 4,19 millones de euros —impuestos incluidos—. En total se presentaron 88 propuestas —dos fueron dadas de baja— y finalmente ha sido la entidad Ecisa, Compañía General de Construcciones S.A., la que se ha hecho con el concurso por 1.980.317 euros más impuestos.

El pasado 11 de abril se dio a conocer el compromiso alcanzado con el Gobierno central para la ejecución en firme de esta obra. Dos días antes, el 9 de abril, en la Alcaldía se recibió una carta del director general del Ministerio de Medio Ambiente en la que se daba el visto bueno a un convenio de colaboración entre ambas partes para la ejecución de dicha remodelación.

En el convenio alcanzado hace unos meses con el actual Gobierno para hacer posible la cuarta fase se contempla la realización de los trabajos con financiación estatal y cuyo presupuesto de ejecución inicial quedaba establecido en 4,19 millones de euros, aunque se ha conseguido finalmente una "rebaja considerable".

En el acuerdo, ratificado por el pleno municipal de fecha 21 de abril de 2014, se recoge que el Ayuntamiento adelantará 600.000 euros. No obstante, esa cantidad municipal se recuperará a través del canon de las autorizaciones de playas correspondientes a esa zona concreta del litoral.

OBRAS

La reforma afecta al tramo situado entre el antiguo restaurante El Bote y el término municipal de Benalmádena (Málaga), con un total de 1.680 metros lineales y una superficie de actuación de 37.647 metros cuadrados.

La iniciativa que se va desarrollar dispondrá de aceras anchas, zonas de carga y descarga, además de una distribución del número de aparcamientos, los cuales incluso podrían "aumentar ligeramente". También está previsto que se coloquen zonas ajardinadas y palmeras a lo largo del tramo y que se conserven los sentidos de circulación, ha finalizado Mula.

Consulta aquí más noticias de Málaga.