Las Red Bull Cliff Diving World Series 2015 concluirán el 26 de septiembre en Bilbao, coincidiendo con la parada número 50 de las series mundiales y en la que se coronará al ganador de esta temporada, que comenzará en Cartagena (Colombia) el 8 de abril.

El Puente de la Salve, ante el que el pasado 20 de septiembre se detuvieron 52.000 personas a lo largo del evento para presenciar el espectáculo ofrecido por los mejores saltadores del mundo, volverá a ser testigo de los mejores clavados a 27 metros de altura.

Según ha informado la organización, al calendario de este año se unen Colombia y Bosnia como nuevas paradas. Entre abril y septiembre, la competición pasará también por Estados Unidos, Francia, Portugal e Italia antes de su gran final en España.

La series mundiales comenzarán en Cartagena, en Colombia, país natal de la "leyenda" del cliff diving, Orlando Duque, y continuarán en La Rochelle, en Francia. La tercera de las paradas volverá al Atlántico, al Possum Kingdom Lake en Texas, donde tendrá lugar también la primera de las tres competiciones femeninas de la temporada.

De vuelta en Europa, será el turno de la competición en los "espectaculares" monolitos de las islas Azores donde la competición femenina llegará por primera vez a Portugal. La ciudad de Mostar en Bosnia, en la que ya es tradicional tener una competición anual de saltos desde su emblemático puente, tendrá una parada de las series mundiales por primera vez, dando paso a la penúltima parada al sur de Italia, en Polignano a Mare y donde se coronará a la campeona femenina de este año.

"enorme" éxito

Por último, el 26 de septiembre llegará el turno del fin de la temporada en el País Vasco. Tras el "enorme" éxito en 2014, el bilbaíno Puente de la Salve no sólo será el punto de partida de los últimos saltos del año y el lugar en el que se coronará al campeón, sino que la gran final será la parada número 50 de la historia de las series mundiales y con el Museo Guggenheim Bilbao como telón de fondo, han destacado los organizadores.

Los participantes en esta competición saltan desde alturas que triplican la altura olímpica con la concentración, habilidad y control físico como su única protección, han explicado. Después de que el colombiano Orlando Duque lo hiciera en 2009 y el ruso Artem Silchenko en 2013, el británico Gary Hunt demostró la temporada pasada ser el merecedor de su cuarta corona de las Red Bull Cliff Diving World Series. La americana Rachelle Simpson se convirtió en ganadora de la primera competición femenina de la historia de las series mundiales.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.