La Fundació Gala-Salvador Dalí ha comprado a un coleccionista privado la obra 'Violetes Imperials', un óleo sobre tela de tonalidades lúgubres que data de 1938 y que representa los temores del pintor en una época convulsa para Europa.

Esta pieza se ha incorporado a la colección permanente del Museo Dalí de Figueres y culmina los actos del 40 aniversario del museo que empezaron con la compra del cuadro surrealista 'Carretó fantasma', ha informado este lunes en un comunicado la Fundació Gala-Salvador Dalí.

Salvador Dalí pintó 'Violetes Imperials' en varias residencias provisionales en Francia, Inglaterra e Italia, donde se trasladó con la familia huyendo de la Guerra Civil Española.

En el centro de esta obra, Dalí pintó un plato, unas sardinas fritas y un teléfono desconectado que, según la directora del Centre d'Estudis Dalinians, Montse Aguer, representa "la incomunicación", mientras que las sardinas evocan el Mediterráneo.

El primer propietario de 'Violetes Imperials' fue el coleccionista Edward James, que lo donó al Museum of Modern Art de Nueva York en 1941 para una exposición retrospectiva y, años después, el cuadro se subastó y ha permanecido en manos privadas hasta ahora.

El fondo artístico de la Fundació Dalí cuenta actualmente con más de 300 obras, 12 de las cuales de la época surrealista del pintor, con el objetivo de ampliar el legado del pintor.

Consulta aquí más noticias de Girona.