La concejala de UPyD en el Ayuntamiento de Molina de Segura, Encarna Hernández, ha retirado la demanda que presentó contra UPyD por haber anulado las elecciones en las que resultó elegida como responsable del Consejo Territorial del partido a nivel regional, y se ha integrado en Comisión Gestora que actualmente rige la formación magenta en la Comunidad, con lo que el partido ha recuperado su "unidad".

En concreto, Hernández se ha incorporado a la Comisión Gestora junto al concejal de UPyD en el Ayuntamiento de Murcia, Rubén Juan Serna y el afiliado de UPyD en Murcia, Borja Ramón, que se unen a los miembros preexistentes: los afiliados Fuensanta Máximo, que actúa como coordinadora; y los vocales Pedro Nicolás Zaragoza; Encarnación Tornero y Francisco José Campillo.

Con esta maniobra de integración, UPyD da por zanjada la crisis y se propone que todos los miembros trabajen juntos para así poder afrontar "con más garantías" las elecciones que tendrán lugar en 2015, tanto las municipales como las autonómicas y nacionales, según han hecho saber en rueda de prensa la propia Máximo, acompañada por Serna y Hernández. No obstante, esta Comisión Gestora no es definitiva, sino que se abrirá un nuevo proceso de elección tras las elecciones municipales y autonómicas de mayo.

Cabe recordar que la candidatura de Hernández se enfrentaba a otra encabezada por el anterior secretario general, Rafael Sánchez, y resultó elegida en el proceso electoral para designar al Consejo Territorial de la formación magenta en la Región de Murcia.

Sin embargo, la Comisión Electoral de UPyD acordó anular la elección tras concluir que verter acusaciones no probadas en las redes sociales contra uno de los candidatos, y suscritas por otros candidatos y afiliados, no garantizaba la imparcialidad e igualdad necesaria en base a lo establecido en el Reglamento para la elección de los órganos territoriales.

Como consecuencia de esta anulación, Hernández recuerda que nueve de los diez miembros de su candidatura presentaron una demanda contra UPyD el pasado mes de julio, al entender que tenían que acudir a la Justicia para "pedir la protección de unos derechos fundamentales que considerábamos que habían sido vulnerados por la decisión que habían tomado los órganos del partido".

Ahora, cuatro de los miembros de su candidatura, incluida la propia Hernández, han decidido dar un "paso atrás" y retirar esa demanda. Puesto que otros dos de los demandantes han abandonado UPyD en favor de Ciudadanos, solo quedaban dos miembros de la formación magenta demandantes, por lo que la jueza decidió la semana pasada archivar la demanda al entender que existía una falta de legitimidad.

Hernández recuerda que ella siempre ha sido defensora del diálogo y de que se abriera un proceso de comunicación interna. "Seguramente, la falta de diálogo es lo que falló en los meses posteriores a la anulación", según la propia concejala. Sin embargo, en los últimos dos o tres meses se ha abierto un proceso de diálogo con los órganos de dirección del partido, y entre los miembros que integraban las dos candidaturas que, en su momento, concurrieron a las elecciones al Consejo Territorial.

Como resultado de este proceso de diálogo, han llegado a la determinación de que "es un momento para pasar página, recuperar el diálogo, la buena voluntad e intentar trabajar juntos para, de algún modo, olvidar aquello que pasó, a pesar de que tengamos opiniones distintas en torno a lo que ocurrió con la anulación de esas elecciones. Hemos decidido mirar hacia adelante y hacer política".

Pérdida de afiliados

Máximo también ha querido desmentir las informaciones que apuntan a que se había producido un gran trasvase de afiliados de UPyD hacia Ciudadanos en la Región.

La responsable regional de UPyD ha explicado que en las fechas en las que se situaba la fuga de afiliados, desde el 10 de diciembre hasta el pasado 6 de enero, solo se han producido 39 bajas en la formación magenta, una cifra "muy lejana de los 141 que apuntaban algunos medios". Después de estas bajas, UPyD cuenta con 161 afiliados en toda la Región, así como más de 180 simpatizantes.

Máximo desconoce si los afiliados que se han dado de baja han ido a engrosar la lista de afiliados de Ciudadanos, pero sí que ha explicado que en este periodo temporal "suele haber algunas bajas siempre". De momento, señala que el proceso "ha terminado" y que UPyD espera un incremento de afiliaciones. De hecho, indica que hay 60 personas en espera de afiliación, a quienes se les está dando trámite.

Ha puntualizado que estas bajas de afiliación han sido muy localizadas. Concretamente, UPyD se ha quedado sin un concejal y delegado en Caravaca de la Cruz, que está en otro partido y cuya acta ha sido ocupada por otro afiliado de la formación magenta que tomará posesión en el próximo Pleno. UPyD también ha experimentado una "gran bajada" en San Javier, donde también se ha ido el delegado de la formación.

En Lorca, donde había también estructura, se han ido unos seis afiliados, aunque el delegado permanece en el partido. En el resto de municipios, según Máximo, no había delegación. No obstante, se han ido "bastantes afiliados" de Cieza y Alcantarilla, donde no había estructura y pertenecían al Consejo Local de Murcia.

Serna ha indicado que las bajas que se han producido en Murcia "no han llegado ni al ocho por ciento del total", mientras que no se han registrado bajas en el resto de municipios donde UPyD tiene el grueso de su afiliación, es decir, en Molina de Segura, en San Pedro del Pinatar y en Cartagena.

Así, Serna localiza estas bajas en localidades de menor tamaño, y lo atribuye a que UPyD no tiene seguridad de presentar candidaturas en determinados municipios, al no tener en ellos suficiente estructura. Curiosamente, los lugares en los que se ha registrado una bajada de la afiliación "son principalmente aquellos en los que casi teníamos la seguridad de que no iba a haber candidatura local", destaca.

"Como partido político nuevo recibimos ofrecimientos de gente que propone candidaturas en distintas localidades, gente que pertenecía a otros partidos o que se ofrece con listas completas", según Serna, quien explica que UPyD no funciona de esta manera, como una "franquicia", sino que se invita a la gente a que se afilie al partido, que trabaje internamente "y luego se verá si hay candidatura".

Primarias para elecciones municipales y autonómicas

Respecto al proceso de Primarias abierto en el partido para seleccionar a los candidatos a las elecciones municipales y autonómicas del próximo mes de mayo, Serna ha recordado que ya se ha producido el proceso en la capital de la Región, en el que resultó elegido él mismo.

En adelante, Serna ha indicado que UPyD entra en el proceso para elegir a los candidatos de otros municipios. En las próximas semanas se van a convocar las primarias por los municipios de Cartagena, Molina de Segura y San Pedro del Pinatar, así como a la Presidencia de la Comunidad Autónoma, algo que se producirá a finales del mes de enero o primera mitad de febrero.

De forma simultánea, UPyD va a hacer una valoración de otros municipios en los que pueda presentar candidatura. "Somos un partido pequeño como organización, pero eso no hace que nuestra vocación no sea de gobierno, con programas de gobierno, y con esa intención nos vamos a presentar", explica.

Serna ha explicado que UPyD realiza primarias en todos aquellos municipios en los que tiene más de 15 afiliados, pero explica que "existe la posibilidad de que se realicen en otros municipios, más pequeños o más grandes, en los que la formación magenta podrá presentar también candidaturas a las municipales, sin realizar primarias por no llegar al número de afiliados necesarios.

Consulta aquí más noticias de Murcia.