Un vecino de una localidad de la comarca de Pamplona ha sido condenado a 10 años de prisión por haber abusado sexualmente de una prima suya de 9 años de edad.

La Sección Primera de la Audiencia de Navarra ha impuesto al procesado, de 27 años, la medida de libertad vigilada durante 5 años y, además, le prohíbe acercarse a menos de 400 metros y comunicarse con ella durante 15 años. La sentencia puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo.

El inculpado, según consta en la resolución, compartía vivienda con varios familiares, entre ellos su prima. En unas fechas no concretadas entre marzo y abril de 2012, el encausado abusó sexualmente en dos ocasiones de la niña aprovechando que se encontraban solos en el domicilio.

A consecuencia de estos hechos, la víctima padeció fuertes sentimientos de miedo, culpa, sintomatología de ansiedad y depresiva leve (pesadillas nocturnas, dificultad de conciliación del sueño, conductas de irritabilidad).

Los magistrados consideran probados los abusos por las lesiones apreciadas por los forenses en la zona genital de la menor, así como por el testimonio de la víctima.

Consulta aquí más noticias de Navarra.