La casilla de fines sociales, que cada ciudadano marca de manera voluntaria en su declaración del IRPF para dedicar el 0,7 a entidades sociales, ha dejado en La Rioja, en la campaña de 2014, 1,4 millones.

En rueda de prensa, el Delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, ha informado de que la cuantía se repartirá entre 33 asociaciones riojanas. A su lado, el presidente de Cruz Roja La Rioja, Fernando Reinares, ha destacado que "llegarán a miles de riojanos que lo están pasando mal".

En su caso particular, Reinares ha explicado que recibirán 563.413 euros, de los que 77.000 irán destinados a comprar un vehículo adaptado. El resto, se dedicarán a diferentes proyectos de los que se beneficiarán 6.000 personas.

Entre éstos se encuentran el Programa contra la Pobreza y la Exclusión; el de Menores y Jóvenes; de Empleo; Mediación Social; o el Proyecto de Prevención de Conductas Violentas.

Bretón, por su parte, ha destacado que en el último ejercicio (2014) se llegue a 33 entidades, frente a las 27 del 2013, que desarrollarán proyectos en apoyo a las personas de colectivos más vulnerables y en peor situación económica. Se trata de 248.876 euros más que el año pasado, lo que supone un 21,05 por ciento más.

Los criterios para conceder las ayudas se establecen priorizando los programas de urgencia que atienden a las necesidades básicas; les siguen los programas de prevención y lucha contra la pobreza; y después los programas de infancia y familia.

El Delegado del Gobierno en La Rioja ha destacado durante la rueda de prensa que "gracias a la solidaridad de los contribuyentes riojanos, entidades como Cruz Roja, Fundación Pioneros, Fundación Diagrama, Asociación Pro Infancia Riojana, Cocina Económica de Logroño, Federación de Padres de Niños con Cáncer, entre otras entidades, van a poder desarrollar programas en la Comunidad Autónoma de La Rioja en apoyo de los más necesitados".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.