Afectados por la hepatitis C
Varios centenares de personas realizan una marcha desde el Hospital Doce de Octubre hasta el Palacio de la Moncloa para acompañar a la Plataforma de Afectados por la hepatitis C. EFE

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha interpuesto este lunes en la Audiencia Nacional dos de los recursos contencioso-administrativos que había anunciado, ante la falta de garantía por parte del Gobierno de tratamientos para todos los afectados por la hepatitis C.

"Hay una crisis sanitaria importante en lo referente a estos enfermos", ha dicho Gómez a la entrada de los juzgados de la Audiencia, y ha añadido que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "ha mentido" porque incumplió sus promesas con estos enfermos.

Gómez ha afirmado que Rajoy había prometido que a 1 de octubre de 2014 todos los enfermos de Hepatitis C estarían atendidos, y ha agregado: "Estamos a 12 de enero y ya ven ustedes cómo siguen muriendo personas todos los días porque no reciben el tratamiento que necesitan".

"Hace falta que el Gobierno de España se ponga a ello, que ponga la financiación adecuada, que modifique el posicionamiento farmacológico que tiene aprobado; en definitiva que se ponga en la piel se de los enfermos", ha dicho Gómez.

Están a la espera de ver si se cumple lo que ha dicho Rajoy y los pacientes reciben la medicación Con la iniciativa emprendida este lunes, el PSM recurre un acuerdo de la Agencia Española del Medicamento, del 18 noviembre de 2014, que aprueba el "Informe de Posicionamiento Terapéutico" (validación del fármaco denominado Solvaldi), "por contener -dice el PSM- conclusiones obsoletas, extraordinariamente restrictivas superadas por la evidencia científica actual".

Además, el PSM recurre la aprobación del Informe de Posicionamiento Terapéutico (estrategia terapéutica) acordado por la Comisión de Farmacia y el Consejo Interterritorial de Sanidad el 5 de diciembre pasado, "por estar también completamente al margen de la evidencia científica".

El pasado día 4, secretario general del PSM anunció que su formación interpondría una querella contra el Gobierno y el Ministerio de Sanidad si el Consejo de Ministros no aseguraba el nuevo medicamento para los pacientes de hepatitis C que lo precisen. Al presentar ambos recursos, Gómez ha dicho que su grupo está "a la espera de ver que si el Gobierno, efectivamente, cumple con lo que ha dicho Rajoy y los pacientes reciben la medicación", con lo cual se acabaría la batería de acciones judiciales" por parte de los socialistas.

"Si no -ha añadido Gómez-, si la situación no cambia, las siguientes demandas serán presentadas en el ámbito del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) y una querella en el Tribunal Supremo. El líder socialista madrileño ha afirmado que "solamente a partir del anuncio de las acciones del PSM el Gobierno, que estaba enrocado, movió ficha" con respecto a los enfermos de hepatitis C.

Amplían la querella

La Plataforma de Afectados por la hepatitis C ha aplazado hasta finales de esta semana la presentación de una querella contra la exministra de Sanidad, Ana Mato, a la que responsabilizan de la muerte de 4.000 personas por esta enfermedad y estudian ampliar la denuncia a otros responsables políticos. Según ha informado el vicepresidente de esta plataforma, Damián Caballero, la querella se presentará ante el Tribunal Supremo (TS) antes de que concluya esta semana.

Este lunes se reúne la Junta Directiva de esta Plataforma que analizará la incorporación a la querella contra Mato de otras personas a las que responsabilizan también de la muerte de 4.000 enfermos de hepatitis C a los que no se les dio el medicamento Sovaldi a pesar de que ya estaba aprobado por la Agencia Española del Medicamento.

"Necesitamos hacer acopio de la documentación necesaria para respaldar la denuncia", ha indicado Caballero para explicar este retraso. En la reunión que celebra este lunes la Plataforma, los afectados por esta enfermedad analizarán también la primera reunión, celebrada este lunes, del comité que elaborará una estrategia integral para tratar la hepatitis C, que determinará los pacientes a los que se deben prescribir los tratamientos más innovadores.