Alojamiento en cuevas en Granada
Exterior de una de estas viviendas-cueva en Alcudia de Guadix. TIO TOBAS

Las cuevas fueron viviendas en nuestro más antigo pasado y hoy lo siguen siendo para muchos. Vivir en una cueva es un hecho en algunas provincias andaluzas, hasta tal punto que el Parlamento de Andalucía va a discurrir una regulación específica dado que son eso, viviendas, muy específicas, particulares.

Granada, toda su provincia, pero muy especialmente las comarcas del norte granadino (Guadix, Baza y Huéscar), e incluso Almería, son los territorios de España con mayor significación troglodítica. Sólo en la provincia de Granada hay más de 20.400 cuevas, a las que habría que sumar las de los municipios almerienses.

Las comarcas granadinas de Baza y Guadix superan las 6.000 cuevasSegún, el Inventario de Viviendas Cueva de los municipios de menos de 20.000 habitantes de la provincia de Granada, hay catalogadas 16.626 cuevas, distribuidas principalmente en las comarcas de Baza (6.632 cuevas), Guadix (6.444 cuevas) y Huéscar (3.490 cuevas). A estas habría que añadir las de otros municipios de Granada no situados en las comarcas señaladas y las de los municipios de Baza (2.100 cuevas) y Guadix (1.740 cuevas).

Es en estas provincias donde la problemática y las necesidades de este tipo de hábitat requieren de una ingente y permanente labor de planificación e intervención pública, según el grupo socialista en el Parlamento andaluz, que ha registrado una proposición no de Ley en la que se insta a la Junta a que valore una posible modificación de la Ley Urbanística de Andalucía para contemplar una regulación específica de dicho hábitat de cuevas.

En la iniciativa también se reclama que se realice el estudio de la incorporación en los planes de vivienda de Andalucía de un programa específico de intervención en viviendas cueva, centrado en las especiales condiciones sociales de sus destinatarios y en la necesaria mejora de las condiciones de habitabilidad de las mismas, sobre la base estructural del Programa de la Transformación de la Infravivienda, pero superando los problemas que el mismo presenta cuando se trata de intervenciones en cuevas.

Otra demanda consiste en que se recomiende a las diputaciones un plan provincial específico de apoyo. Dicho plan, según el PSOE-A, debería incidir en la ejecución de inversiones en obras y servicios, que tengan por finalidad la de reforzar la seguridad de las personas que viven en cuevas y barrios de cuevas, e igualmente obras de aseguramiento de la prestación de los servicios básicos de abastecimiento, saneamiento, pavimentación y alumbrado público en dichos ámbitos, como acciones complementarias a los planes de obras y servicios, y siempre dentro de los recursos presupuestarios disponibles.