Impuestos
La mayoría de los españoles cree que lo que pagan les benefician poco o nada. IAN BRITON / FREE PHOTO

El impuesto de circulación se ha atragantado a miles de valencianos que no han podido abonarlo. En concreto, la morosidad en este tributo se ha levado a 13,3 millones de euros en Valencia.

Esta es la cantidad que los valencianos han dejado a deber a fecha 17 de diciembre de 2014, último dato facilitado por el Ayuntamiento al grupo municipal socialista en el pleno de diciembre.

Así, de los 37,5 millones que el Consistorio tenía previsto recaudar por este tributo, cuyo periodo voluntario de pago finalizó el 30 de noviembre, el Ayuntamiento ha recaudado 24,1 millones de euros y tiene pendientes de cobro 13,3 millones, que se irán reclamando a los deudores hasta llegar al embargo de las cuentas, si no se abonara.

En este sentido, el concejal del PSPV, Pedro Sánchez, ha criticado que cada año se presupueste una cantidad de ingresos que ningún año se puede recaudar debido a la morosidad para tratar de cuadrar un presupuesto que es «irreal».

Y es que, según el edil socialista, el Consistorio tiene pendientes de cobro desde el año 2001 un total de 211 millones de euros en materia de impuestos y multas. De ellos, 45 millones corresponden al IBI, 32,9 al de vehículos, 11,8 al impuesto de obras, 8 millones al de plusvalías y 56 millones en multas.

El PSPV pide que se fraccionen los pagos

Ante los problemas de los ciudadanos para hacer frente al pago de impuestos, el concejal del PSPV, Pedro Sánchez, ha exigido al equipo de gobierno más medidas para flexibilizar los pagos. En este sentido, ha recordado que su grupo propuso en su día unificar todos los impuestos para poder abonarlos de forma fraccionada en 12 meses, iniciativa que fue rechazada por el PP.

Consulta aquí más noticias de Valencia.