Los agentes de la Policía Nacional de servicio en el puesto fronterizo ceutí del Tarajal han ayudado durante la noche de este lunes a dar a luz a una mujer marroquí que se puso de parto mientras los funcionarios realizaban los trámites para negarle la entrada en la ciudad autónoma por carecer de la documentación necesaria.

Según ha informado la Jefatura Superior este lunes en un comunicado, la mujer se presentó pocos minutos antes de las 22,00 horas en las dependencias policiales de la frontera de Ceuta para intentar acceder a la ciudad española "en avanzado estado de gestación".

Cuando se encontraba en los pasillos de entrada que hay antes de llegar a los filtros y "como carecía de la documentación necesaria para acceder a Ceuta", los funcionarios de servicio le indicaron que iban a "proceder a su rechazo".

Mientras cumplimentaban los trámites administrativos oportunos para hacerlo la mujer "se tiró al suelo y se puso de parto", por lo que tuvo que ser asistida por los allí presentes, que la ayudaron en el nacimiento de un niño.

En vista de que sangraba "abundantemente" se dio inmediato aviso a los servicios sanitarios que, con una ambulancia, trasladaron al Hospital Universitario, ubicado a unos 500 metros, a la madre y al hijo, que se encuentran "en perfecto estado".

Consulta aquí más noticias de Ceuta.