Joven comiendo una hamburguesa
La mala alimentación genera obesidad y ésta puede acabar en diabetes. FLICKR/tony.evans

Científicos irlandeses han identificado una proteína en el cuerpo que puede tener el potencial para prevenir el desarrollo de la diabetes inducida por la obesidad. Según su estudio, publicado en Scientific Immunity, esta proteína, llamada 'Pellino3', podría bloquear la inflamación producida por esta enfermedad y, por ende, evitar la resistencia a la insulina y la diabetes.

Entre los muchos trastornos de la salud derivados de la obesidad está la diabetes tipo 2. Con el paso del tiempo, el aumento de los niveles de azúcar en la sangre puede afectar a distintos órganos, provocando dolencias de tipo cardiovascular y neurológico. Con el aumento del número de personas que padecen obesidad, también aumenta el de las personas que padecen diabetes tipo 2.

Hemos identificado un mecanismo para controlar la diabetes que induce la dietaDe acuerdo con la investigación de la Universidad Maynooth (Irlanda), existe una correlación directa entre los niveles 'Pellino3' y los niveles abdominales de tejido graso en los individuos. De hecho, en el estudio, la presencia de la proteína 'Pellino3' fue extremadamente baja entre las personas obesas, en comparación con las personas delgadas.

Los niveles más bajos de 'Pellino3' se asocian con la producción de una proteína proinflamatoria críticamente importante llamada IL-1 que conduce a la diabetes de inflamación.

"Después de casi tres años de investigación hemos identificado un nuevo mecanismo de regulación para controlar la diabetes inducida por la dieta, poniendo de relieve un papel clave de 'Pellino3' en la regulación de la inflamación", explica el profesor Paul Moynagh, director de la investigación.

Se sabe que la obesidad inducida por la dieta perturba muchas de las fluctuaciones cíclicas de las bacterias que residen en el intestino, que constituyen lo que se conoce como el microbioma intestinal y se sabe que afectan a los procesos metabólicos del cuerpo.