El Hospital Mesa del Castillo ha vuelto a ser protagonista en el campo de la medicina nacional al ser el primero en España en aplicar la primera terapia focal con electroporación y fusión de imágenes para cáncer de próstata. En concreto, gracias a esta técnica, a la que se sometió un varón de 55 años, se actúa precisamente sobre el tumor sin necesidad de quitar la próstata o someterla a radioterapia.

Una técnica que han presentado este lunes en rueda de prensa el director general del Hospital Mesa del Castillo, Luis Mesa del Castillo; acompañado de Begoña Mora, subdirectora médica del hospital; y Bernardino Miñana, director del Área de Oncología y Patología Prostática de la Corporación Urológica del Mediterráneo.

En la línea de apostar por una medicina de "alta calidad", el director del hospital Mesa del Castillo ha recordado que en los últimos años han realizado "varias apuestas por una medicina puntera", como es el caso de la tomosíntesis, que permite detectar el cáncer el mama de manera precoz.

Por su parte, Mora ha insistido en que desde el hospital se persigue buscar "una medicina personalizada" y con esta finalidad se ha introducido esta nueva técnica de cáncer de próstata, "el de mayor incidencia entre los varones" y que, a su juicio, "supondrá una revolución en cuanto a la mejoría y disminución de efectos secundarios colaterales de los tratamientos convencionales".

Y es que, tal como ha subrayado el director del Área de Oncología y Patología Prostática de la Corporación Urológica del Mediterráneo, en España se diagnostican más de 25.000 pacientes de cáncer de próstata y hoy en día, nueve de cada diez tienen el tumor localizado en la próstata.

El índice de mortalidad de este cáncer es igual que el del cáncer de mama, constituyendo un "auténtico problema de salud pública". Aunque "nueve de cada diez son potencialmente curables", ha puesto de manifiesto que "es el segundo tumor en el varón con mayor mortalidad después del cáncer de pulmón, debido a que la mayor aprte de los varones que mueren de ello es por encima de los 75 ú 80 años, que se diagnostican tarde y con metástasis". La indicencia en la Región es similar al resto el país, "alrededor de 80 casos por 100.000 habitantes".

Ventajas de la técnica

La novedad de dicha técnica reside en que frente al tratamiento "radical", consistente en quitar la próstata entera "bien por cirugía o radioterapia", esta técnica de electroporación irreversible permite obtener una mayor precisión, en el sentido de que "se visualiza el cáncer de próstata con la resonancia magnética y, posteriormente, se trata esa zona conservando el resto de la próstata".

Las ventajas de esta técnica es que el procedimiento se puede llevar de forma ambulatoria, máxima probabilidad de conservar la función urinaria y sexual y recibes el alta hospitalaria horas después de la intervención sin cicatrices y sin sonda vesical. Además, en el caso de que fallara la técnica el paciente se puede someter al tratamiento estandar.

En concreto, con esta técnica "se introducen unas agujas alrededor del tumor que se ha visto con anterioridad a través de la resonancia, con la que se consigue localizarlo". Estas agujas "generan un campo eléctrico que destruyen el volumen y no provoca quemaduras, sino que abre poros en las células, sale el líquido de las mismas y acaba muriéndose, respetando los nervios y la estructura de la próstata".

No obstante, ha advertido que la clave de la terapia focal es poder visualizarlo, ya que "si el tumor no se ve no se puede tratar focalmente". "Hace unos 25 años, aproximadamente solo cuatro de cada diez tenían el tumor localizado en la próstata y hoy en día son nueve de cada diez; y dos de cada tres son pacientes completamente asintomáticos", ha incidido.

En este momento un paciente que se diagnostica de cáncer de próstata, "en dos de cada tres casos es completamente asintomático". Se pueden beneficiar tres o cuatro pacientes de cada 10 pacientes con el tumor localizado, ha precisado Miñana.

El cáncer de próstata no se puede prevenir aunque se puede diagnosticar precozmente, por lo que se recomienda a los hombres de 50 años a someterle a un análisis y exploración física y en el caso de tener antecedentes familiares, adelantar la revisión incluso a los 40 años".

Para concluir, Miñana ha avanzado que esta técnica "sin lugar a dudas se aplicará en la mayor parte de hospitales del país, ya que se pueden beneficiar tres o cuatro pacientes de cada diez con cáncer de próstata localizado".

Consulta aquí más noticias de Murcia.