Una veintena de menores extranjeros no acompañados (Menas) ha conseguido entrar en Melilla "a la carrera" por la frontera de Beni-Enzar a primeras horas de la mañana de este lunes, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

El acceso irregular se ha producido poco antes de la apertura del paso peatonal para marroquíes que acceden a Melilla a trabajar o realizar compras para su reventa en Marruecos.

Los menores, según las citadas fuentes, aprovecharon la aglomeración de personas en la llamada tierra de nadie para entrar a la vez por el principal puesto fronterizo de la ciudad española, "logrando pasar entre 15 y 20 de ellos".

A los que han sido interceptados se les practicará la prueba osométricas para comprobar que en realidad son menores de edad y en caso de que se determinara que alguno de ello es mayor de 18 años y nacionalidad marroquí, sería repatriado "de forma inmediata".

En cambio, si son de otras nacionalidades, tendrían que ser acogidos en la ciudad "durante meses e incluso años" porque el trámite para la repatriación es mucho más largo que con Marruecos, que es prácticamente automático para mayores de edad.

Consulta aquí más noticias de Melilla.