Cataluña encara una semana clave para saber si Mas convoca o no plebiscitarias

  • El presidente de la Generalitat planteó tres propuestas a ERC, que considera ilegítimas las condiciones impuestas, también criticadas por otros partidos.
  • Sin embargo, los republicanos aceptan que los independientes concurran en la lista de Mas y ven "inminente" el acuerdo.
  • La ANC prepara caceroladas y acciones en Twitter para presionar a los dirigentes políticos y que lleguen a un pacto.
El presidente de la Generalitat y presidente de CiU, Artur Mas, durante la reunión ejecutiva de CDC.
El presidente de la Generalitat y presidente de CiU, Artur Mas, durante la reunión ejecutiva de CDC.
ALEJANDRO GARCÍA / EFE

Tras varios días y semanas de declaraciones cruzadas y reuniones secretas, los catalanes sabrán a finales de semana —seguramente el jueves o el viernes, según el consejero de Presidencia, Francesc Homs— si el presidente de la Generalitat, Artur Mas, convoca elecciones anticipadas en clave plebiscitaria, cuándo y con qué fórmula.

De hecho, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha puesto en marcha este lunes una "campaña de movilizaciones" para conseguir que Mas y el de ERC, Oriol Junqueras, alcancen un acuerdo que permita celebrar elecciones con carácter plebiscitario antes de los comicios municipales de mayo. En el marco de esta campaña, titulada Acord, eleccions i independència, ha convocado este lunes a todos los usuarios de Twitter para publicar de forma masiva en esta red social a las 20.30 horas y, una hora más tarde, una cacerolada.

Ambas se repetirán cada día hasta el jueves, la fecha que la ANC se ha fijado como límite para un acuerdo. Si no para entonces no se ha llegado a ningún acuerdo, la ANC convocará concentraciones en toda Cataluña y el domingo una gran manifestación. Si no llegan a ningún acuerdo, la entidad celebrará una consulta con sus socios, colaboradores y simpatizantes sobre cómo proceder. "En estos momentos necesitamos un mandato democrático claro", remarcó el sábado la presidenta de la ANC, Carme Forcadell, quien reiteró que el proceso participativo del 9-N fue la primera vuelta de unas elecciones que han de tener la segunda en un adelanto electoral.

Las tres propuestas de Mas

El viernes trascendió un documento en el que Mas ofrecía a ERC tres alternativas: elecciones con lista única soberanista antes de las municipales; varias listas y que la suya sea la que incorpore a independientes, o hacer comicios en octubre e iniciar cuanto antes en el Parlament la redacción de una eventual Constitución para Cataluña.

El mismo día, ERC ya se decantó por la segunda opción y este lunes lo ha reafirmado el secretario general adjunto de la formación, Lluís Salvadó, quien ha criticado que se les están imponiendo "condiciones que no son legítimas". En cualquier caso, en una entrevista en TV3 recogida por Europa Press, el republicano ha asegurado que el acuerdo "inminente" se podría cerrar en las próximas horas, cuando la agenda del presidente Mas lo permita.

Salvadó ha argumentado que la formación está dispuesta a ceder en beneficio de la independencia de Cataluña y de que los comicios se celebren el primer trimestre de este año. "No nos dejarán hacer la candidatura que nos gustaría hacer, pero si esta es la condición para avanzar por la independencia de Cataluña, aceptamos", ha aseverado el dirigente republicano.

Ha subrayado que ERC cumplirá en marzo 84 años de historia de lucha para llevar a Cataluña a la independencia: "Ahora no nos vendrá de cuatro independientes", ha dicho. "El objetivo es que si puede ser este lunes que no sea este martes; la voluntad es que sea lo más urgente posible porque todos estamos cansados", ha indicado el representante, que ha dicho que el acuerdo se hubiera cerrado este fin de semana, de no haber acudido el presidente Mas a París.

En la misma línea se ha manifestado la secretaria general de ERC, Marta Rovira, en un artículo de opinión en el Avui. "Si la presencia de independientes puede ser en algún momento un problema, ERC cederá en todo lo que haga falta y aceptará el rol preferente de la candidtura de país que lidere Artur Mas con el apoyo de CiU". "No queremos competir, queremos complementarnos, cooperar y sumar", ha indicado la republicana, quien se ha ofrecido empezar a trabajar por un gobierno de concentración, y simultáneamente consensuar la hoja de ruta imprescindible para culminar el proceso.

En contra de imposiciones

Sin embargo, no todos ven bien esta opción. El presidente de la asociación soberanista integrada por catalanes castellanohablantes Súmate, Eduardo Reyes, ha descartado unirse a una lista encabezada por Mas ni ingresar en cualquier otra o en un partido si es "acatando órdenes", porque va en contra de la "renovación de la democracia", ha dicho. "La gente debe tener la plena libertad para escoger dónde quiere ir. No me veo dentro de un partido acatando órdenes", ha afirmado en una entrevista en Catalunya Ràdio.

En la misma línea, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha calificado de "absolutamente absurdo" que Mas "condicione" la lista de ERC con vistas a un posible anticipo electoral en clave plebiscitaria. "Nos parece vergonzoso", ha opinado Iceta en rueda de prensa tras la reunión de la ejecutiva del PSC. "En una democracia, los partidos pueden hacer las listas como quieran y los ciudadanos pueden aspirar a estar en listas que quieran".

El dirigente socialista se ha mostrado así "extrañado" de que "alguien reciba con naturalidad una cosa que está fuera de cualquier cultura democrática" y que además "parezca normal, como parte importantísima de un proceso que nos debe llevar a la libertad, cuando de entrada se niega la libertad a los partidos a organizarse como quieran". "Ha llegado el momento de decir basta, este espectáculo no nos lo merecemos", ha sentenciado.

El secretario general de ICV, Josep Vendrell, también ha criticado las condiciones de Mas. "¿quién se ha creído que es para imponer a otra fuerza que se supone que es independiente aceptar si debe llevar o no independientes en sus listas?", se ha preguntado el ecosocialista, quien cree que Mas "intenta condicionar al resto de fuerzas" y ha lamentado, a la vez, que ERC, al aceptar la "imposición" de Mas, "dé esta imagen de muleta de operación política para salvar a Artur Mas", ha dicho.

En rueda de prensa, Vendrell se ha referido al "vodevil" que protagonizan estos días CiU y ERC para "esconder el debate de los Presupuestos de la Generalitat de 2015" y estar en "un pulso para ver quién tiene la hegemonía y quién impone la hoja de ruta a otro". "Hoy más que nunca nuestra prioridad es la construcción de un bloque de izquierdas que sea determinante para construir una alternativa a las políticas de CiU", ha afirmado.

CDC se defiende

La portavoz de CDC, Mercè Conesa, ha asegurado que el hecho de que todos los independientes vayan en la lista de CiU no es una "imposición" del presidente catalán, sino una propuesta de las entidades soberanistas que Mas ha adoptado. Además, ha dicho que el presidente catalán ya "se ha movido" respecto a su posición inicial, puesto que acepta varias listas soberanistas y se comprometió a "sacrificar" las siglas de su partido.

"Si hay cesiones importantes en la propuesta de Artur Mas, pedimos cesiones importantes de Oriol Junqueras (ERC) respeto a la hoja de ruta", ha recalcado Conesa, quien ha pedido "generosidad" al líder de ERC y le ha apelado volver a la "cultura del acuerdo y a conversaciones discretas" y a adoptar "cesiones importantes" para dar "una respuesta clara en los próximos días" a la ciudadanía, ha afirmado la portavoz, sin ofrecer pistas sobre cuándo puede producirse una nueva reunión entre Mas —quien este lunes se ha reunido con el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, y con otros dirigentes de la cúpula de CiU— y Junqueras ni cuándo serían las elecciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento