Montaña de basura en Parla
Desperdicios acumulados frente a la escuela infantil 'El Patito Rilo' de Parla, en la zona oeste del municipio, debido a la huelga de celo en el servicio de recogida de basuras de la localidad. Cedida por la lectora L.C.

El Ayuntamiento de Parla ha anunciado este sábado en un comunicado que ha alcanzado un preacuerdo con la empresa concesionaria de la recogida de basuras y limpieza viaria, UTE Garbialdi-Sadifer, para restablecer el servicio en la ciudad y que los trabajadores cobren los atrasos.

La huelga oficial se inició el 1 de enero como protesta por el impago de dos salarios Este sábado se han reunido representantes de ambas partes y, tras varias horas de negociación, han alcanzado este acuerdo que supondrá "un esfuerzo conjunto para recuperar antes de finalizar este mes el estado óptimo de limpieza en la ciudad".

Así, según ha informado el Consistorio, durante la primera semana se dedicará una especial atención a zonas sensibles como centros escolares, centros de salud o centros de mayores "mediante el refuerzo de medios materiales y humanos por parte de la empresa adjudicataria", mientras el Ayuntamiento "velará para que la empresa cumpla su compromiso con el estado óptimo de la limpieza de la ciudad".

Durante la próxima semana se contabilizará y reconocerá la deuda que mantiene el Ayuntamiento con la empresa adjudicataria a fecha de 30 de noviembre de 2014.

Plan de pagos

"Por su parte, el Ayuntamiento de Parla aprueba un plan de pagos que garantiza tanto la viabilidad del servicio como la disminución gradual de la deuda contraída y que permitirá a la empresa poder liquidar los atrasos pendientes con los trabajadores y afrontar el pago de la nómina de forma continua", concluye el comunicado.

La alcaldesa del municipio, Beatriz Arceredillo, se reunió este sábado con el comité de empresa para negociar posibles soluciones, mientras que la concesionaria no acudió al encuentro. La misma mañana de este sábado, la regidora declaró que se había ofrecido a la compañía pagar las nóminas que se adeudan a los trabajadores de forma directa y la empresa "no estuvo de acuerdo".

La huelga oficial se inició el 1 de enero como protesta por el impago de dos salarios correspondientes a la paga extraordinaria y a la nómina del mes de diciembre. Se establecieron unos servicios mínimos de entre el 50 y el 70%.

 

Consulta aquí más noticias de Madrid.