Casi un centenar de trabajadores de 37 kioscos de toda Galicia protestan en Santiago contra su despidos

Denuncian que Cogami-Galega de Economía Social cobrase en 2013 "tres millones" de ayudas públicas y la Xunta no evite que se pierdan empleos
Protesta de trabajadores de kioscos gallegos en Santiago
Protesta de trabajadores de kioscos gallegos en Santiago
EUROPA PRESS

Más de 90 trabajadores de la Rede Galega de Kioscos se han concentrado este viernes en la Alameda de Santiago para protestar contra sus despidos y el cierre de sus puestos de trabajo, en un acto reivindicativo secundado por la CIG y CC.OO, entre otros.

Esta red de kioscos gallegos presentó en octubre de 2014 un concurso de acreedores voluntario debido a la supuesta insolvencia que le impedía cumplir con sus obligaciones. Posteriormente, la empresa pidió la liquidación de la sociedad ante el juzgado mercantil número 1 de A Coruña, lo que da lugar al despido de más de 90 personas. La Rede Galega de Kioscos, pertenece al grupo Galega de Economía Social (GES) que, a su vez, es la matriz empresarial del grupo Cogami.

En esta protesta se han podido leer carteles como 'Cogami paga xa' o 'Non ao peche dos quioscos', al tiempo que se han escuchado cánticos como: "Cogami, culpable, y Xunta, responsable"; "Ramón Sestayo, ti cobras de carallo"; "Lúcrase Cogami coa discapacidade"; o "Feijóo escoita, Regaki está en loita".

En declaraciones a los medios, Carmiña Naveiro, de la CIG-Saúde, ha censurado que estos trabajadores "llevan dos meses y medio sin cobrar su salario", pues ni han cobrado la extra de Navidad, a lo que se une que son centro especiales de empleo de Cogami-Galega de Economía Social, que recibieron por parte de la Xunta "más de tres millones de euros".

Así, Cogami-Galega de Economía Social "se lucra" de subvenciones públicas, mientras "pretenden echar a la calle" a los trabajadores "sin ningún tipo de indemnización" y, "aún por encima, se pagará con dinero público" a través del Fondo de Garantía Social (Fogasa). A esto agrega que "cuando se pidió el concurso de acreedores y el ERE extintivo la empresa "ni tenía pérdidas".

Varios de los asistentes han portado velas para denunciar que en los kioscos se ha comenzado a cortar la luz y la calefacción, en donde trabajan varias personas con enfermedades crónicas y discapacidades, en lo que la CIG identifica con "una estrategia de la propia empresa" para que los empleados, que están trabajando con estufas que se traen de sus casas, se marchen de los kioscos.

Al respecto, Puri Bernárdez, de Comisións Obreiras, lamenta el "desamparo" en el que se encuentran estos más de 90 trabajadores que prestan su servicios en 37 kioscos de toda Galicia, ya que son "personas discapacitadas, con muy difícil acceso al mundo laboral".

En esta línea, Bernárdez reclama que "se tire del hilo" para que "se explique porque un grupo que no tiene pérdidas está en concurso de acreedores".

La protesta se ha iniciado como una concentración al lado del kiosco que hay en la Alameda compostelana y ha derivado en una pequeña manifestación que ha transcurrido por la calles aledañas, lo que ha provocado pequeños cortes de tráfico sin incidentes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento