Muere asesinado presuntamente por su mujer uno de los antiguos compinches de El Lute

  • Su mujer se presentó en comisaría el día de Reyes y denunció la desaparición de su marido, de 69 años.
  • En un principio dijo que se había ido de casa con 2.000 euros, pero luego confesó que lo había matado.
  • El hombre asesinado es Raimundo Medrano, antiguo compañero de robos El Lute.
Agentes de la Policía Nacional investiga en Calatayud la muerte de un hombre cuya desaparición había denunciado su mujer.
Agentes de la Policía Nacional investiga en Calatayud la muerte de un hombre cuya desaparición había denunciado su mujer.
POLICÍA NACIONAL

La Policía Nacional ha detenido en la localidad zaragozana de Calatayud a una mujer de 55 años acusada de haber matado a su marido, un hombre de 69 años casi ciego que ha resultado ser Raimundo Medrano, uno de los componentes de la antigua banda de El Lute, según recogen varios medios de comunicación locales como Heraldo de Aragón o El Periódico de Aragón.

La investigación se inició después de que la mujer se presentara el día de Reyes en la comisaría de Policía y alertara de la desaparición, un día antes, de su marido. Sin embargo, los agentes sospecharon desde un primer momento de que la mujer no estaba contando toda la verdad. Medrano, que según su esposa tenía que medicarse por padecer diabetes y sufría problemas de tensión arterial, residía en Calatayud desde hacía solo un año.

El hecho de que el hombre nunca saliera solo a la calle y otros hechos similares que todavía se analizan hicieron sospechar a los investigadores que la desaparición no fuera meramente accidental y que seguramente hubiera algún otro motivo escondido.

Los agentes de la Policía Nacional, apoyados por dotaciones de Policía Local y Protección Civil de Calatayud, realizaron durante las últimas horas de la tarde del día 6 un rastreo de las proximidades del domicilio e interrogaron a vecinos y posibles testigos para determinar si alguien vio al desaparecido abandonar el domicilio a primera hora del día 5 de enero y con quién.

La denunciante explicó en principio que había ido al consultorio médico a primera hora y después a hacer unas compras, y fue al volver cuando se dio cuenta que su marido había salido, según ella con 2.000 euros y un teléfono móvil que no daba línea. "Intentó despistar a los investigadores con informaciones incoherentes", explican fuentes de la Policía.

La mujer se derrumbó de madrugada y confesó la muerte de su marido

La Policía Judicial tomó entonces declaración a varios familiares, entrevistándose nuevamente con la denunciante. Pero fue durante la madrugada cuando finalmente la esposa confirmó ser la autora de la muerte de su marido y concretó dónde se encontraba el cuerpo.

Tras confirmar la versión de la detenida y la ubicación del arma de fuego usada en el crimen, con las primeras luces del día se inició el examen de la zona próxima a la vivienda. Los agentes encontraron el cuerpo en un habitáculo interior excavado en la roca colindante con la casa que se usaba como leñera. Se encontraba oculto bajo la leña envuelto en plásticos. La investigación sigue abierta y se encuentra bajo secreto de sumario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento