Angela Merkel y David Cameron
La canciller alemana Angela Merkel junto al exprimer ministro David Cameron, quien la telefoneó justo antes del 'brexit' para lograr concesiones en inmigración. EFE

El primer ministro británico, David Cameron, y la canciller alemana, Angela Merkel, acordaron este miércoles las prioridades de la próxima reunión del G7, como la lucha contra la evasión fiscal, en "un día trágico" para Europa por el atentado terrorista en París.

"En este momento desesperado, estamos con el pueblo francés y defendemos la libertad de expresión con la misma determinación que lo hacemos con otras libertades básicas que consideramos importantes en nuestros países", defendieron ambos mandatarios.

Cameron, por otro lado, ha explicado cuáles han sido los objetivos que han acordado para la próxima cumbre del G7 (grupo de países más industrializados), entre ellos profundizar en el Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos y reforzar la lucha contra la evasión fiscal.

La reforma es posible porque cuando hay voluntad, hay mediosEl jefe del Gobierno británico ha asegurado, además, que ambos están comprometidos a que la UE "salga reforzada" de la actual crisis económica, pese al trasfondo de "inestabilidad en la economía global".

Cameron ha adelantado también que en las próximas horas seguirán conversando sobre asuntos como la crisis en Ucrania y la reforma de la UE, que el gobernante británico quiere acometer antes de convocar un referéndum en el Reino Unido en 2017, si gana las elecciones generales del próximo mayo, sobre la permanencia o no en la Unión Europea.

En este sentido, sin dar detalles, aseguró que la reforma "es posible" y parafraseó a Merkel al afirmar que "cuando hay voluntad, hay medios" para conseguir los objetivos.