El ministerio de sanidad británico convertirá la lactancia en un derecho reconocido por ley, que permitirá a las madres dar el pecho en cualquier lugar, además de tener pausas en el trabajo para que lo puedan hacer.

La medida ha sido propuesta tras observar que solo una de cada cinco mujeres británicas dan el pecho durante los seis primeros meses de vida, tal y cómo recomienda la Organización Mundial de la Salud.

Facilidades

Según la propuesta, lanzada por los grupos como el Real Colegio de Matronas y la Organización Nacional del Parto, los negocios estarán obligados a dar todas las facilidades para que las madres puedan dar el pecho.

Pedirán que sea una ofensa impedir a una mujer no dar el pecho en un lugar público
Además, dicha propuesta, siguiendo el ejemplo de la legislación escocesa, pide que se considere una ofensa el no permitir que una mujer dé de mamar en un restaurante, comercio, transporte público o donde quiera que se encuentren.

Múltiples estudios médicos señalan que la lactancia materna ayuda a desarrollar al sistema inmunológico del bebé frente a infecciones y alergias además de reducir el riesgo de sufrir diabetes en un futuro.

Pero además la lactancia también es beneficiosa para la madre, ya que reduce el riesgo de cáncer de mama.

Otros países europeos han introducido medidas similares; en Francia una madre con un hijo menor de 12 meses tiene derecho a media hora de pausa al día en su jornada laboral para dar el pecho a su hijo.