Uri Geller, personaje de la televisión de los años setenta famoso por ser capaz de doblar y romper una cuchara con el poder de su mente (muy popular en España tras su aparición en el programa 'Directísimo', presentado por José María Íñigo), ha perdido una demanda en la que exigía que se retirase de YouTube un vídeo en el que se demuestra que todo era un fraude.

En dicho vídeo donde, James Randi, un escéptico muy conocido en Estados Unidos, demuestra que los poderes de Geller no existen, sino que son fruto de un truco de juego de manos.

La compañía del mentalista, Explorologist, demandó a la página mencionada para que se suprimiera el vídeo en cuestión, alegando que violaba las leyes del copyright por mostrar imágenes de las que sólo él posee los derechos.

Sin embargo, según la legislación americana, de los 14 minutos de los que consta el documento, Geller podría reclamar unicamente tres segundos de derechos de autor, ya que la mayoría de las imágenes que conforman el reportaje no le pertenecen.

En este sentido, el tiempo de las imágenes pertenecientes a Geller que aparecen en el vídeo no era suficiente para que prosperara la denuncia, por lo que la demanda de Geller fue desestimada.

Es más, la Electronic Frontier Foundation (EFF) -organización estadounidense sin ánimo de lucro que lucha por los derechos de libertad de expresión en el contexto de la era digital actual- ha presentado una demanda contra Geller por abusar de la ley de derechos de autor de EEUU.