Un activista surcoreano ha ideado una peculiar manera para que The Interview, la comedia estadounisense que parodia al líder norcoreano Kim Jong-un y que, en un principio, provocó que la productora Sony Pictures Entertainment se viera obligada a cancelar su estreno a nivel mundial, consiga cruzar las fronteras del país con el objetivo de eliminar la censura cinematográfica de Corea del Norte

Según informa The Washington Post, el activista Park Sang-hak, un desertor norcoreano, se ha propuesto lanzar desde el cielo del país un total de 100.000 DVD y memorias USB con la cinta de Seth Rogen y James Franco, que, según lo previsto, viajarán por el cielo del país en globo durante varios meses, hasta que dejen de flotar. Para llevar a cabo su plan, según informa el mismo rotativo, el lanzamiento se llevará a cabo de forma clandestina a principios de mes, con el objetivo de que la "lluvia" de DVD caiga del cielo norcoreano el próximo mes de marzo.

Park Sang-hak, en concreto, ha asegurado que colabora con Human Rights Foundation, una organización estadounidense sin ánimo de lucro que "promueve y protege los derechos humanos a nivel mundial", y que pretende financiar las copias de la película en versión original con subtítulos en coreano. De acuerdo con el desertor y tal y como publica The Associated Press, otros activistas de la organización estadounidensen tienen planeado viajar a Corea del Sur el próximo día 20 para lanzar la primera flota de globos.

Ya en octubre, las fuerzas de seguridad norcoreanas abrieron fuego contra los globos gigantes que lanzaron los activistas del país vecino y que portaban propaganda de la película.

Crowdfunding contra el régimen norcoreano

De hecho, la organización estadounidense creó el pasado 19 de diciembre la campaña #HackThemBack, que invita a la gente a ayudar, a través de aportaciones económicas, a los desertores norcoreanos, con el fin de "romper el monopolio de la información que el régimen de Kim Jong-un impone". Este movimiento social busca recaudar 250.000 dólares (unos 208.000 euros).

No hay ningún muro lo suficientemente alto como para detener el mensaje de la libertad

"Su donación nos permitirá obtener información vital para el pueblo de Corea del Norte, para que puedan comenzar a elegir por sí mismos el tipo de mundo en el que quieren vivir", sentencian en la web. "No hay una mazmorra lo suficientemente profunda para ocultar la verdad y ningún muro lo suficientemente alto como para detener el mensaje de la libertad. Afortunadamente, la tiranía no puede controlar los vientos".