La Universidad de Burgos (UBU) arrastra una deuda cercana a los siete millones de euros en un periodo de "grandes carencias" y sin presupuesto para el mantenimiento de las infraestructuras ni para nuevas inversiones, lo que supone atender con "muchas dificultades" las necesidades que surgen, según ha reconocido el rector de la Institución académica, Alfonso Murillo.

Murillo, en declaraciones a Europa Press, ha señalado que han sido tantos los recortes experimentados que ni la subida de tasas los ha podido cubrir, lo que dificulta atender el otras necesidades del campus burgalés.

Entre ellas, ha destacado la falta de atención del proceso de promoción, tanto del profesorado como del personal de administración y servicios, y la falta de inversión para acometer proyectos de infraestructuras.

En cuanto a su balance de 2014, el rector de la UBU ha señalado que se han mantenido las restricciones presupuestarias debido a una "financiación insuficiente" y se ha continuado con el límite de la tasa de reposición. "Ha sido un año más de transición, otro año perdido para el desarrollo sostenido de la Universidad de Burgos", ha aseverado.

En este sentido, ha reiterado que la gestión del Ministerio de Educación es "manifiestamente mejorable" y ha lamentado la falta de diálogo de sus representantes con los responsables universitarios, a la vez que ha insistido en que se ha gestionado partiendo de "tópicos" que no son ciertos y ha destacado que el incremento de las tasas de matriculación "no arregla la situación de crisis", ni el dinero destinado a becas es suficiente para ayudas a los más necesitados.

Por ello, ha reivindicado una gestión "más decidida" en favor de las universidades , si realmente se quiere apostar por la educación superior e intentar conseguir que estas instituciones compitan a nivel internacional con garantías de éxito.

Hecho histórico

Alfonso Murillo se ha referido, por otro lado, a la incorporación del antiguo Hospital Militar de la ciudad al campus asegurando que ha sido un "hecho histórico", que ha permitido la incorporación de 40.000 nuevos metros cuadrados a las dependencias de la UBU, mejorando así el concepto de campus cerrado que persigue la Institución académica.

Al respecto, ha explicado que en la actualidad se están realizando los trabajos necesarios para la adecuación y mejora de las instalaciones, así como el amueblamiento pertinente con partidas procedentes de fondos propios de la UBU que llevarán, junto a las obras pendientes de licencia en los barracones cuatro y cinco, a la ocupación material de casi el 40 por ciento de los espacios cedidos.

En este contexto, también ha abordado la integración de la antigua Escuela de Enfermería a la oferta universitaria reiterando que ha se ha producido en los términos establecidos con la Gerencia Regional de Salud, aunque con alguna "precipitación"

Si bien ha reconocido que la firma de adhesión se produjo unas semanas antes del comienzo del presente curso, ha insistido en que el proceso contemplaba lo ajustado de los plazos y ha asegurado que, tras la polémica inicial, todo funciona con "absoluta normalidad".

Vigésimo aniversario

El rector de la Universidad de Burgos también ha realizado un balance del vigésimo aniversario de la Institución académica y ha señalado que este hecho ha supuesto un incremento considerable de la actividad institucional y de extensión universitaria, con el objetivo de hacer partícipe a la sociedad en las celebraciones.

En este marco, ha recordado que se ha elaborado un estudio por parte del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) sobre la contribución socioeconómica de la UBU y ha afirmado que han sido 20 años de "progreso constante, sostenido, con buenos y mejores momentos".

De cara a 2015, Alfonso Murillo ha asegurado que el nuevo año se presenta con muchas incertidumbres y sin grandes novedades, salvo el incremento de la tasa de reposición del diez al 50 por ciento. "Lo lógico es que hubiese desaparecido la restricción", ha añadido.

En cuanto a los objetivos de la UBU, ha explicado que pasan por su afianzamiento definitivo, la obtención del reconocimiento a que se ha hecho acreedora y el progreso de la Institución académica en materia docente e investigadora.

Consulta aquí más noticias de Burgos.