La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León se ha marcado como objetivos principales para este año 2015 desarrollar el catálogo de Servicios Sociales, consolidar la Red de Protección así como el 'Objetivo Violencia Cero'.

Así lo ha explicado en declaraciones a Europa Press la titular de Familia, Milagros Marcos, quien ha señalado que lo primero que pretende llevar a cabo su departamento es poner en marcha la regulación para desarrollar el Catálogo de Servicios e iniciar la flexibilización de sus medidas.

En concreto, se pretenden orientar sobre todo a las prestaciones de Dependencia y a establecer el modelo de trabajo 'En mi casa', que requerirá una regulación a través de un decreto, para avanzar en la atención "individualizada" y en el modelo de servicios adaptado a las necesidades de cada ciudadano.

"Lo más inmediato es una regulación adaptando prestaciones de Dependencia a este modelo de flexibilización para que las personas que reciben prestaciones las puedan hacer de forma combinada", ha señalado la consejera.

Además, con mayor "rango normativo", se estabilizará el modelo de atención centrado en la persona que ya se tienen en las unidades de convivencia en varios centros, algo que ya se ha "pilotado" y se ha comprobado que beneficia a los ciudadanos, que están "más a gusto los familiares" y hay un elevado grado de satisfacción de los profesionales, por lo que se pretende "dar el paso para que sea la forma generalizada de actuación".

El catálogo de servicios, aprobado en Consejo de Gobierno en diciembre de 2014, establece 109 modalidades de prestaciones que de forma única o combinada da respuesta a diez grandes grupos de necesidades. El 78 por ciento de esas prestaciones (un total de 85) no tendrá aportación del usuarios.

De la misma forma, a lo largo de este año, a pesar de que finaliza la Legislatura, la consejera ha expresado la intención de consolidar, por un lado, la Red de Protección a las familias de Castilla y León afectadas por la crisis.

En este punto, la consejera ha señalado que se pretende sobre todo, además de garantizar la atención a las personas, avanzar en el tercero de los "elementos" que la conforman como es el avance hacia el mercado laboral, en colaboración con la Consejería de Economía y Empleo, y en el desarrollo del programa de Garantía Juvenil, también de forma coordinada.

A este respecto, Milagros Marcos cree que en la medida en que las mejoras lleguen a las empresas y la economía, se tratará de priorizar el acceso al empleo a personas que estén en "peores situaciones", que pueden ser las atendidas en el marco de esta Red. Sin embargo, ha matizado que "entre todos" se ha conseguido "en la medida de lo posible" paliar la situación entre las familias.

Entre las medidas que se engloban en la actuación de la Red, durante el primer semestre del año 2014 se han atendido las necesidades básicas de subsistencia de más de 22.000 personas gracias a la Renta Garantizada de Ciudadanía, mientras que el servicio de atención integral a las familias en riesgo de desahucio ha atendido a 3.048 familias (más de 7.500 castellanoleoneses), con un 90,2 por cietno de casos con éxito (hasta noviembre del pasado año). Además,, la red de reparto urgente de alimentos, que se activa con una llamada al 012, ha atendido a más de 4.500 familias (11.000 personas) desde su puesta en marcha.

Violencia de género

El otro gran reto que se Milagros Marcos fija para este 2015 es arrancar con la puesta en práctica del 'Objetivo Violencia Cero', un "nuevo modelo de trabajo en red" para atender a las víctimas de violencia, que como una de sus prioridades tiene generar "mayor confianza" entre aquellas mujeres que puedan ser víctimas, así como flexibilizar los servicios para que puedan estar "lo mejor atendidas posible en lo que necesiten".

Para ello, ha destacado la importancia de la coordinación entre todos los agentes implicados, tanto administraciones como Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Fiscalía, jueces, etcétera, para lo que se han firmado diferentes convenios, creado grupos de trabajo o establecido el Registro Unificado de Víctimas de Violencia de Género (que tiene identificada ya la historia social de 1.600 mujeres en la Comunidad).

Se trata de "arrancar ya en esa nueva forma de trabajar", ha señalado la consejera, quien reconoce que "llevará su tiempo" porque es un cambio en todo el sistema de atención, pero el sistema de trabajo en red ya está "cerrado" y quieren avanzar en este sentido.

Marcos ha insistido en que tienen que ser capaces de generar "más confianza" y, entre otras cosas, ahora se trabaja con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que, por ejemplo, la Policía se implique antes de que haya denuncia.

Aunque son conscientes de que "el riesgo cero no existe", el objetivo de "violencia cero" es "irrenunciable", ha aseverado la titular de Familia, quien ha abogado por poner instrumentos para detectar a personas que se puedan encontrar en una situación de este tipo y a una persona de confianza que tenga a su disposición todos los recursos como apoyo psicológico, jurídico, acceso a vivienda, Renta Garantizada, ayuda de alimentos o la protección de los niños.

"Que todos funcionen en red con independencia de quien los preste", ha añadido, tras lo que ha reiterado que es otra forma de trabajar porque "lo que hay no funciona" y aunque Castilla y León sea la Comunidad con más recursos a disposición de las víctimas, éstas no acuden al sistema, por lo que cree que "hay que hacer algo para acercarse a ellas, generar confianza".

A este respecto, ha aclarado que es consciente de que se trata de una situación "complicada" porque cuando entran en juego "valores emocionales" es más complejo que cuando sólo hay necesidades físicas. "Hay otro tipo de factores que inciden y va a costar más trabajar", ha explicado.

Marcos se ha mostrado convencida de que en la Comunidad se tiene experiencia y se puede plantear dar este paso, al tiempo que se continuará con todo el trabajo en materia de prevención, sobre todo entre los jóvenes, en los que se insistirá con mensajes en cadenas musicales, redes sociales, mensajes por la igualdad, concursos o la difusión del decálogo del Consejo de la Juventud, entre otras cosas.

Finalmente, la consejera ha recordado que todos pueden aportar algo y no sólo tienen que trabajar en la lucha contra la violencia de género las administraciones.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.