Limpieza en Sol
Una trabajadora de los Servicios de Limpieza de Madrid recoge las basuras y desperdicios que quedan en las inmediaciones de la Puerta del Sol de Madrid. Paco Campos / EFE

La Nochevieja ha sido relativamente tranquila en Madrid, con incidencias que se resumen en 54 intoxicaciones etílicas, 24 agresiones -ninguna por arma blanca- y dos heridos graves al precipitarse uno de ellos por la escalera de un bar y el otro desde diez metros en una caída que amortiguó un aparato de aire acondicionado.

Fuentes de Emergencias Madrid han explicado que desde las 20.00 horas de este miércoles y hasta las 8 de esta mañana los efectivos del Samur-Protección Civil han acudido a 226 incidencias, una buena parte de ellas, 54, por intoxicaciones etílicas, la mayoría de jóvenes de entre 18 y 25 años.

Además, los sanitarios del Samur-Protección Civil han tenido que atender 34 casos de agresiones, muchas de ellas relacionados con el alcohol y ninguna grave. No ha habido ningún herido por arma blanca, sólo contusionados de carácter leve.

Los dos únicos casos graves se han producido en los distritos de Tetuán y Usera, con sendas caídas de dos hombres que han tenido que ser trasladados a centros hospitalarios.

El 112 de la Comunidad de Madrid ha recibido esta Nochevieja 4.735 llamadas El primero de ellos tuvo lugar a las 21.30 horas de ayer en la calle Marcelina, en Tetuán, cuando un hombre de 35 años intentó entrar en su casa por una ventana, a una altura de diez metros, porque se habían dejado las llaves dentro. Un aparato de aire acondicionado del piso inferior al suyo amortiguó la caída, aunque el hombre se precipitó al suelo y sufrió un traumatismo abdominal grave. Consciente en todo momento, los efectivos del Samur le evacuaron al hospital de La Paz en estado grave pero estable.

El otro caso ha tenido lugar a las 06.15 horas cuando un hombre de 58 años ha resultado herido muy grave al caer por las escaleras de una bar en la calle Cristo de la Fe, en el distrito de Usera, donde se celebraba una fiesta de Nochevieja.

Al escuchar el golpe, otros clientes del bar han subido a la víctima a la planta principal, donde los sanitarios del Samur le han encontrado en parada cardiorrespiratoria. Tras veinte minutos de maniobras de reanimación, le han trasladado en estado muy grave al cercano hospital 12 de Octubre.

Por su parte, los Bomberos del Ayuntamiento han realizado en esas doce horas 78 salidas, 58 de ellas por fuegos y de éstos, 41 en contenedores y papeleras. 

Mientras, la Policía Municipal ha asistido a 1.637 requerimientos, entre ellos 13 reyertas en casas y en la vía pública y 277 quejas vecinales por ruido en locales y viviendas.

Por su parte, el 112 de la Comunidad de Madrid ha recibido esta Nochevieja -desde las doce de la noche y hasta las nueve de esta mañana- un total de 4.735 llamadas, el doble que el año anterior, aunque han bajado los avisos por agresiones y por accidentes de tráfico

Operativo de limpieza

El Servicio de Limpieza Urgente (Selur) del Ayuntamiento de Madrid ha recogido 24.000 kilos de residuos en el entorno de la Puerta del Sol de la capital, que ha quedado limpia después de las tradicionales campanadas que inauguran el nuevo año.

Fuentes de Emergencias Madrid han informado de que 104 personas y 37 medios mecánicos han participado en el dispositivo especial de limpieza, que ha empezado su trabajo a las 01.30 horas y lo ha concluido a las 02.40, cuando se ha abierto al tráfico el eje Mayor-Carrera de San Jerónimo.

El Ayuntamiento repartió unos 7.000 vasos de plástico En una hora y diez minutos, el Selur ha recogido 24.000 kilos de basura, 10.000 de ellos en la zona de Sol, 8.500 en las inmediaciones y 5.500 de vidrio, sobre todo el depositado en los contenedores que se colocaron en los filtros de acceso a la Puerta del Sol.

La Puerta del Sol se cerraró a las 21.30 horas, momento en el que comenzararon los controles en los seis accesos que se han habilitaron para que entraron en la plaza, por las calles Mayor, Arenal, Preciados, Carmen, Alcalá y Carrera de San Jerónimo.

En cada uno de los accesos -en los que habría dos sanitarios- se revisaron bolsos y mochilas para evitar que se metieran en la Puerta del Sol alcohol, vidrios, objetos punzantes o cualquier material que pudiera resultar peligroso. Para que se pudiera brindar por el Año Nuevo, el Ayuntamiento repartió unos 7.000 vasos de plástico.

Consulta aquí más noticias de Madrid.