El Gobierno de Cantabria suprimirá este 2015 la tasa que los hoteles, bares y restaurantes tienen que abonar a la Dirección General de Turismo cada vez que modifican sus precios. Además, estas modificaciones se podrán tramitar vía telemática, previsiblemente también a principio de año.

Lla importancia de esta medida radica no tanto en el importe de la tasa, cuya cuantía oscila entre seis y ocho euros en función del tipo de establecimiento, sino en las "molestias y pérdidas de tiempo" que ocasiona a las empresas, que hasta ahora tenían que realizar estas declaraciones de precios de forma presencial.

"Con la eliminación de las declaraciones presenciales y las tasas se evitan molestias y también gastos a los profesionales y se atiende por fin una reivindicación histórica del sector", destacó el consejero de Turismo, Eduardo Arasti, quien subrayó que la supresión será efectiva a partir del 1 de enero.

La eliminación de esta tasa, que en la actualidad se aplica a cualquier tipo de establecimiento turístico, incluidas las empresas de turismo activo, se articulará a través de la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas que acompaña a los presupuestos de 2015.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.