El primer bebé de 2015 en la región se llama Oriol y nació a las 1.23 horas en la Residencia de Cantabria en un parto que precisó cesárea.

Tanto el pequeño, que pesó 2,76 kilos, como su madre, Ana García Crespo, se encuentran "bien", según han confirmado fuentes del centro sanitario a Europa Press.

Ambos permanecen en una habitación de la cuarta planta de la Residencia, donde en torno a las dos de la madrugada se produjo otro parto y a última hora de la noche uno más, éste también por cesárea.

Por su parte, en el Hospital de Laredo, a las doce del mediodía de este jueves, 1 de enero, todavía no se había registrado ningún alumbramiento, según han indicado desde el centro a esta agencia.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.