Un total de 29 personas han fallecido en accidentes de tráfico en las calles y carreteras vascas durante el pasado año y otras 372 han resultado heridas graves, lo que supone un descenso notable respecto a las cifras del año anterior. Los siniestros graves han decrecido un 48%, según datos facilitados por la Dirección de Tráfico del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco.

En concreto, el año pasado fallecieron 29 personas, lo que significan 27 menos que en 2013; y 372 resultaron heridas graves, 58 menos que el año anterior.

La directora de Tráfico del Gobierno vasco, Garbiñe Sáez Molinuevo, cree que los datos son "innegablemente positivos", y el éxito de ello "se debe, en una parte muy importante, a que las personas conductoras cada vez mantienen una actitud más responsable al volante".

En este sentido, considera que hay que seguir "con esta tendencia de prudencia y de respeto a nuestras vidas y a la de las demás personas". "Durante este año hemos trabajado intensamente con los colectivos más vulnerables, hemos puesto en marcha nuevas medidas de concienciación, campañas que creemos han calado en la sociedad vasca", ha apuntado.

Asimismo, ha señalado que 2014 ha sido un año "muy bueno meteorológicamente hablando", algo que, "sin duda, también ha repercutido en estos datos positivos".

PRUDENCIA

Pese a ello, ha llamado a la prudencia porque el tránsito en las carreteras vascas "está aumentando de forma gradual, y seguro que en los próximos años lo hace de una forma más contundente". "Ello podría tener repercusión en las futuras cifras de siniestralidad", ha apuntado.

En cuanto al tipo de personas fallecidas, los datos muestran que, de las 29 que murieron en las carreteras vascas, 18 eran conductoras de vehículo (ocho de moto, nueve de turismo y otro tipo de vehículos, y uno de bicicleta), dos personas eran ocupantes y el resto —hasta diez— peatones atropellados.

En general, las personas afectadas por los accidentes de tráfico mortales son mayoritariamente hombres. Concretamente, 23 varones perdieron la vida frente a siete mujeres. En este aspecto, el porcentaje más relevante lo representa el grupo de los conductores, ya que el 95% de las personas conductoras que fallecieron eran hombres.

Sin embargo, las mujeres sufrieron más atropellos que los hombres, seis de las diez personas atropelladas eran mujeres, lo que supone el 60%; todas ellas, mayores de 64 años.

HERIDOS

Las personas heridas graves también descienden respecto al año anterior, aunque en menor medida que las fallecidas. Concretamente, el año pasado 372 personas resultaron heridas de gravedad, 58 menos que en 2013.

Bizkaia es el territorio histórico donde se ha producido un mayor número de accidentes mortales. Concretamente, 14 personas perdieron la vida (seis menos que en 2013), mientras que en Gipuzkoa fueron doce (diez menos) y en Álava fallecieron tres (once menos).

Sin embargo, los accidentes con heridos graves han sido más cuentiosos en Gipuzkoa, con 187 personas, 83 más que en Bizkaia. Por su parte, el territorio alavés ha registrado 81 heridos graves.

A pesar de que los datos registrados este recién terminado año son buenos respecto a los datos de años anteriores, la Directora de Tráfico, Garbiñe Sáez Molinuevo, insiste en que "es fundamental trabajar en la concienciación, en la educación en seguridad vial".

"Tenemos que trasladar a la sociedad vasca la responsabilidad que supone circular por nuestras carreteras, no sólo por nuestra seguridad sino por la del resto. Nos preocupan los colectivos más vulnerables. Seguiremos trabajando conjuntamente con ellos y así lo vamos a reflejar en el próximo Plan de Seguridad Vial y Movilidad Segura y Sostenible 2015-2020", ha apuntado.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.