La Conselleria de Economía y Competitividad ha promovido una modificación de la Ley de carreteras que a partir del año 2015 permitirá que las infraestructuras de transporte y distribución de gas, energía eléctrica, hidráulica, telecomunicaciones y otros servicios de interés público puedan hacerse en la zona de dominio público de las carreteras, siempre que sea técnicamente posible.

De este modo se minimizarán las expropiaciones sobre la propiedad privada que comportan a menudo las ejecuciones de estos tipos de infraestructuras públicas.

El director general de Industria y Energía, Jaume Ochogavía, ha destacado que "es muy importante para evitar dobles expropiaciones. Nos debemos alegrar de este tipo de acuerdos entre Govern y Consells para permitir que los espacios reservados para posibles ampliaciones de las carreteras sirvan para instalaciones públicas como gasoductos, líneas eléctricas o de telecomunicaciones".

Asimismo, ha explicado que "con la modificación legislativa, en 2015 las infraestructuras para prestar servicios de interés público podrán estar dentro de la zona de dominio público. En este caso se situarán preferentemente en la franja más exterior".

La legislación vigente en materia de carreteras no permitía hasta la fecha la construcción de infraestructuras de transporte y distribución de gas, energía eléctrica, hidráulica, telecomunicaciones y otros servicios de interés público en las zonas de dominio público.

Actualmente estas infraestructuras tienen que estar a una distancia de más de tres metros de la zona de protección de la carretera y fuera de la zona de dominio público.

La nueva medida ya se podrá aplicar en la instalación del gasoducto de Palma a Alcúdia, de tal forma que se podrán evitar nuevas expropiaciones. También servirá próximamente en los casos de los gasoductos que tienen como destino Manacor y Felanitx.

Las obras e instalaciones de redes de gas y electricidad previstas en la planificación nacional pasarán a ser declaradas de utilidad pública a efectos del Plan director sectorial energético de las Islas Baleares.

Esta modificación permitirá agilizar la tramitación administrativa en relación a la expropiación forzosa o urgente ocupación de los terrenos de dominio, uso o servicio público, propiedad del Estado, la Comunidad Autónoma, los consells insulares o ayuntamientos. En el caso de las infraestructuras destinadas a la distribución de gas natural ubicadas en suelo no urbano, podrán ser declaradas de utilidad pública para agilizar su tramitación administrativa.