Los andaluces que eligieron comerse las uvas de Nochevieja viendo las campanadas en Canal Sur se llevaron una desagradable sorpresa: un comienzo abrupto de las mismas y un anuncio justo mientras sonaban.

Anoche Canal Sur retransmitía las tradicionales campanadas desde Almería, con la actriz Ana Ruiz y el chef Enrique Sánchez como maestros de ceremonias. Justo antes de fin de año ambos se afanaban por explicar el funcionamiento de ese mágico momento: primero los cuartos y después las campanadas.

Adelantando la emisión del último anuncio del año y su convivencia con las uvas, Sánchez avisaba justo antes: "pero insistimos, va a salir todo en pantalla, no habrá problemas". Su compañera Ana Ruiz lo ratificaba: "Sí, muy atentos, porque hay que estar muy atentos para no equivocarnos, no nos tenemos que equivocar".

A tan sólo un minuto de las doce de la noche, aparecía en la pantalla el reloj y justo después, la careta de Canal Sur y un anuncio de cafés. Volvía la imagen del reloj (flanqueada por el logo de una marca de refrescos) justo cuando daba la primera campanada, de forma sorpresiva y sin previo aviso.

Pero aquellos que estuvieran atentos y fueran rápidos al meterse la primera uva en la boca tampoco lograron reponerse del desastre ya que a la tercera campanada la imagen se iba de nuevo para verse tan solo un anuncio del mundial de motociclismo en Jerez.

El anuncio también se interrumpía poco después, un instante con la pantalla en negro y regresaban las campanadas, cuando el reloj daba la novena. Tras terminar, y entrar el 2015, los presentadores (que no supieron lo ocurrido hasta más tarde) felicitaban emocionados el año nuevo.

Canal Sur publicaba un tuit en la red social Twitter un comunicado: "Consternados, se ha ordenado la apertura inmediata de una investigación que aclare lo ocurrido. Nuestras más sinceras disculpas".

El suceso, que podría ser un fallo técnico de realización o continuidad, dejó atónitos a los espectadores andaluces.

Los presentadores usaban también esa red social para explicarse. Ana Ruiz afirmaba que "@Enrique_chef y yo acabamos de enterarnos de lo ocurrido y os pedimos disculpas a todos... mil perdones #uvasinterruptus" y Enrique Sánchez se disculpaba "lamento profundamente lo ocurrido. Me he enterado despues y me siento fatal. Mil perdones. No tengo palabras. Trabajar duro para esto...".

El suceso se vivía en las casas andaluzas con sorpresa y confusión, como muestra este vídeo y se tomaba a broma en otras, como atestiguan los tuits siguientes.