Alexis Tsipras
Alexis Tsipras (líder de Syriza), en una imagen de archivo, dirigiéndose al parlamento griego. GTRES ONLINE

Syriza, el partido griego de izquierdas que está aglutinando a partes iguales desespezanza e ilusión, ve de cerca el Gobierno del país. En las elecciones europeas de mayo de 2014 ya fue la formación más votada, y las encuestas no paran de mostrar un aumento de la intención de voto ante los partidos tradicionales.

El próximo día 25 se celebrarán elecciones, tras el fracaso del intento de formación de Gobierno por parte de Nueva Democracia. En el programa electoral de la formación, con 40 puntos fundamentales, los primeros que tendrá que resolver son los que atañen a la vida diaria de sus ciudadanos, de los que el 25% vive por debajo del umbral de la pobreza.

Sin embargo, su responsable de relaciones internacionales, Kostas Isychos, no se olvida de Europa, y en especial países que también han tenido que solicitar un rescate. Tanto es así, que el segundo punto del programa de Syriza propone un cambio en el papel del BCE, asunto en el que saben que necesitarán fuertes socios en el resto de Europa.

En Grecia hay un terror mediático y una campaña desde el exterior que intentan influir

¿Se creen las encuestas que les dan más del 25% de los votos el próximo 25 de enero?
Las encuestas son una herramienta para que un partido pueda analizar la situación, pero tenemos también un terror mediático y una campaña desde el exterior y otros actores políticos que intentan influir. Debemos trabajar día a día para mantener la esperanza de los griegos.

¿Quiénes son los votantes de Syriza? ¿Cuál es su perfil?
Ya no existen fronteras entre la derecha y la izquierda en los ciudadanos de base, entre los que han perdido su hogar y 130.000 familias griegas están sin luz ese no es el problema. Nosotros somos un partido abiertamente de izquierdas, claro está pero, lo que queremos es resolver los problemas de la gente. No es un perfil tradicional, es un nuevo modelo de pensar fruto de la crisis, que quizá sea lo único positivo de la crisis.

 ¿Cómo se plantea la campaña? ¿Qué esperan que haga el resto de partidos?
Los noticieros abren cada día con el cierre de bancos y fuga de capitales, hay una campaña de miedo contra Syriza. Nuestra campaña es real, hablamos de cómo vamos a crear empleo, como vamos a recuperar empresas privatizadas, reinvertir en la dignidad de la gente.

¿Qué hace que los griegos no le tengan miedo a las amenazas, a los anuncios de un posible caos si llegan ustedes al poder?
La esperanza es más fuerte que el miedo y el terror, pero eso no alcanza. En los últimos años hemos extendido Syriza por el país y nuestra influencia es de valores y de mucho trabajo de miles y miles de personas. Los ciudadanos griegos saben que no están solos en esta batalla, saben que hay pueblos hermanos como España o Portugal, que están viviendo también momentos difíciles. Si nosotros ganamos esto seguirá en otros países, para nosotros España es una esperanza. En Europa vivimos una guerra, no una como las árabes, aquí no hay balas, pero también es una guerra.

En Europa vivimos una guerra, no una como las árabes, aquí no hay balas, pero también es una guerra

¿Cuáles son las prioridades de su partido si como dicen las encuestas el 25 de enero se hacen con el poder? ¿Por dónde empezarán a trabajar?
Primero instalar la electricidad en los miles de hogares que carecen de ella. Segundo, la transparencia de los bancos: Los bancos griegos cuentan con 50.000 millones de euros para préstamos que no han llegado a los ciudadanos. Vamos crear un organismo de control para que esta situación no se pueda producir. Tercero, la economía agropecuaria. En Grecia, en el 65% de la tierra no se cultiva nada, lo que sumado a un grave problema demográfico lo convierte en un asunto prioritario. Cuarto, acabar con leyes insanas. Como la electoral, en la que hoy día el partido más votado tiene un bonus de 50 escaños que se le quitan al resto de partidos, para sumar a su mayoría. Tenemos intención de hacer una ley que represente mejor la voluntad del pueblo heleno. En quinto lugar, subir el salario básico hasta el nivel previo a los recortes, 751 euros brutos mensuales. Actualmente se sitúa en 684 euros, un salario con el que no se puede vivir. La cuestión más importante es la deuda, renegociar la deuda y tratar de terminar con la austeridad y paquetes de ajuste, aquí y en el resto de Europa.

¿Cuál sería el mayor enemigo al que se enfrentaría un gobierno de Syriza?
La oligarquía griega, la “bancocracia”, el FMI, la Troika... El enemigo es una combinación de todos los agentes que van a intentar mantener el Estado griego en una situación imposible.

La combinación de la experiencia de Izquierda Unida y la ilusión de Podemos, fundamentales para Syriza

¿Qué se piensa en Grecia de la situación de España?
Nosotros estamos muy entusiasmados con la presencia de los partidos de izquierda de España, que van ganado terreno y pueden ser una esperanza en España. Syriza será un dominó en el resto de Europa, el mundo reconoce que tenemos que devolver el miedo a los que le han robado la soberanía a los pueblos.

¿En qué se parece Syriza a IU y en qué a Podemos?
Siempre queremos sumar aliados en nuestra lucha común, no queremos acercarnos más a unos que a otros. Compartimos con el pueblo español la esperanza. Podemos ha crecido mucho en poco tiempo,  y tiene una capacidad de lucha y de ilusión que nos gusta. A Izquierda Unida le reconocemos su lucha histórica, el trabajo recorrido. La combinación de ambos, de la experiencia y la ilusión, esperamos que encuentren un camino común que nos ayude a la refundación de Europa.