La Asociación de Comerciantes del Casco Viejo de Santander ha negado que en noviembre se haya producido un aumento de ventas y empleo, tal y como ha afirmado el Instituto Nacional de Estadística (INE), y ha asegurado que, por el contrario, fue un mes "catastrófico".

De acuerdo con los datos provisionales facilitados este martes por el INE, Cantabria fue en noviembre la tercera comunidad autónoma donde más se incrementaron las ventas del comercio al por menor con respecto al mismo mes del año anterior y la segunda donde más creció el empleo, un 3% y un 2,3%, respectivamente.

En nota de prensa, la presidenta de la asociación, Lucía de la Riva, señala que el INE "manejará datos que no comprendemos y que serán ciertos", pero le "gustaría saber cual es la formula para encuestar a los comerciantes y poder dar esas cifras", pues "que sepamos", dice, "a ningún comercio asociado ni a las asociaciones de comerciantes" se les consulta sobre "cómo se desarrollan las ventas".

"Sí somos conocedores que el mes de noviembre ha sido catastrófico, y quizás más que el del año anterior, que ya fue malo después de varios años de caída, solo hay que preguntar a cualquier comerciante", puntualiza la asociación, que añade que "si no tenemos ventas, malamente contrataremos trabajadores".

Según dice, si "la mayoría del comercio se ve obligado a poner descuentos especiales, e incluso rebajas" antes de tiempo "para poder subsistir", esto "quiere decir que no hay ventas, y mucho menos aumento y contratación".

De ahí, recuerda, que los comerciantes estén demandando "continuamente" actuaciones "de todo tipo" que sirvan para "relanzar la economía, atraer consumidores" y no verse "forzados" a realizar ventas especiales antes de tiempo "por la mala situación económica y las pocas ventas".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.