El vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, se ha mostrado convencido de que el Gobierno de Aragón "tiene capacidad" para negociar el articulado y la parte financiera del documento realizado por el Ayuntamiento de la ciudad en el que se modifica el anteproyecto de Ley de Capitalidad elaborado en su día por el Ejecutivo autonómico.

"Zaragoza es más de la mitad de Aragón y lo mínimo que se le ocurre a cualquiera es que se le reconozca a la ciudad a través de la Ley de Capitalidad, al menos, lo mismo que a las comarcas de Aragón porque la ciudad es más grande que el conjunto de todas las comarcas en población", ha descrito Gimeno.

Formalmente ya se ha remitido al consejero de Política Territorial e Interior del Gobierno de Aragón, Antonio Suárez, el acuerdo de la comisión municipal que se constituyó para elaborar el documento de modificación del anteproyecto a la Ley de Capitalidad.

Tres partes

El texto definitivo con las propuestas de modificación del anteproyecto de ley del Gobierno de Aragón consta, esencialmente, de dos partes y otra política. Las dos primeras atañen a asuntos competenciales y el apartado financiero, mientras que el tercero ese el plazo a cumplir, que "no está recogido porque dependerá de si se inician conversaciones con el Gobierno de Aragón, que yo creo que si", ha aventurado Gimeno.

En rueda de prensa, Gimeno ha justificado las modificaciones introducidas al argumentar que el Ayuntamiento de Zaragoza "no es igual" que el resto de Ayuntamientos de Aragón y "no se puede comparar uno de 700.000 habitantes, en capacidad de gestión, con capitales de provincia". En este sentido, ha sido tajante al apuntar que "queremos ejercer vía directa o por delegación todas las competencias posibles que ya ejerce el Ayuntamiento en la actualidad".

En el aspecto de la financiación hay tres criterios que se han incluido "según la lógica de la DGA", ha precisado Gimeno. Así, se distinguen conceptos financieros de competencias que no son propias y que tienen que ser financiadas por el Estado o la Comunidad autónoma.

Otro concepto hace referencia a la capitalidad y los servicios porque Zaragoza, además de ser la capital de Aragón, "cuenta con una población flotante, que aunque está censada en los pueblos viven en Zaragoza. Todo ello se recoge con datos para que sepa de donde vienen los planteamientos económicos", ha indicado.

El tercer aspecto atañe a la "dualidad" de los barrios rurales. La Diputación Provincial de Zaragoza "vive de los habitantes de Zaragoza y creemos que debe revertir en la parte proporcional de los habitantes de la ciudad sobre el conjunto de habitantes de la zona rural de la provincia de Zaragoza", ha estimado Gimeno.

Abierto a negociar

Tras esta exposición, ha dicho que "todos esos datos dan lugar a unas cifras que estamos dispuestos a discutir" en referencia a los 178 millones de euros anuales que exigiría el Ayuntamiento de Zaragoza para cubrir los gastos que la capitalidad supone para la ciudad. Asimismo, también se ha mostrado abierto a negociar "el plazo de planteamiento del tema".

A su parecer, "la DGA está en un momento altamente favorable a aceptar nuestros planteamientos" al apuntar que este martes acaba de publicarse un decreto ley —"de los que nos tiene acostumbrados Montoro a fin de año"— que le permite recuperar financiación del Fondo de Financiación de las Comunidades Autónomas y ello "le permitiría pagar deuda al Ayuntamiento de Zaragoza y lo estudiamos con detenimiento para ver que parte nos afecta".

Gimeno ha precisado que la comisión que ha elaborado el texto ha estado formada por los grupos municipales del PP, CHA y PSOE, ya que IU decidió no incorporarse.

También ha aclarado que el PP ha manifestado su reserva en temas financieros, "pero le parecía que es un documento con base suficiente" para remitirlo al Gobierno de Aragón y poder negociar y luego enviar a las Cortes de Aragón.

Tiene base

"Creemos que reúne características suficientes para que sea un documento de trabajo y sea interesante". Gimeno ha agregado que se estudiará si se remite al Pleno para su aprobación, un paso que se decidirá en la comisión y "creo que estaremos en contacto con la Comunidad autónoma para su aprobación", ha insistido.

Su opinión, es que el documento elaborado en el Ayuntamiento "tiene base para llegar a acuerdos". Aunque ha reconocido que la parte "más complicada es la financiara" ha aseverado que "hemos buscado una lógica técnica y una explicación del por qué, y eso es lo más importante".

En otro orden de cosas ha informado de que el Ayuntamiento terminará el año de forma "satisfactoria". "Creo que estamos en todos los conceptos que nos exige ley de estabilidad presupuestaria y los plazos de morosidad. No vamos a deber nada a las entidades sociales y los ingresos y presupuestos se cumplirán de forma razonable", ha avanzado.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.