Un experto en arte pone en duda la autenticidad de 'Mi cama', la obra más famosa de Tracey Emin

  • La instalación aupó a la fama en 1998 a la autora inglesa, que aseguraba haber estado en la cama cuatro días seguidos tras una dolorosa situación sentimental.
  • El historiador del arte Martin Kemp, tras estudiar imágenes de la obra, indica que las arrugas de las sábanas y las almohadas contradicen la versión de Emin.
  • Hace sólo seis meses, 'Mi cama' se vendió por 3,25 millones de euros a un empresario alemán, que la cedió en préstamo a la galería Tate Britain de Londres.
'Mi cama', la famosa instalación de Tracey Emin en la que recrea la intimidad de un dormitorio
'Mi cama', la famosa instalación de Tracey Emin en la que recrea la intimidad de un dormitorio
Courtesy The Saatchi Gallery - © Tracey Emin - © Photo Prudence Cuming Associates Ltd.

Botellas de vodka vacías, pañuelos de papel y preservativos usados, ropa interior sucia, unas zapatillas de andar por casa... Tracey Emin creaba en 1998 una instalación con su propia cama, en la que aseguró entonces haber permanecido cuatro días seguidos tras una dolorosa situación sentimental, con pensamientos suicidas y una profunda depresión.

My Bed (Mi cama) aupó a la fama mundial a la artista inglesa tras exponerse en la Tate Gallery de Londres en 1999 y resultar finalista para el Premio Turner, un prestigioso galardón concedido anualmente a artistas británicos jóvenes.

No ganó, pero se convirtió en un icono de Emin y de los conocidos como Young British Artists, un grupo de creadores que en los años noventa despuntaron en el panorama del arte contemporáneo británico con trabajos drásticos e incómodos. Hace sólo seis meses, la obra fue subastada y vendida por 2,54 millones de libras esterlinas (3,25 millones de euros) a un empresario alemán, el conde Christian Duerkheim, que a su vez la cedió en préstamo a la galería Tate Britain de Londres.

Ahora, el historiador del arte Martin Kemp pone en duda la cruda sinceridad de la obra que la artista define como autobiográfica. En declaraciones al periódico dominical británico Sunday Times, el experto asegura que las arrugas en las sábanas no corresponden a las de un cuerpo tumbado.

Tras estudiar con meticulosidad imágenes de la instalación en los muchos museos y galerías en las que se ha expuesto, Kemp indica además que las hendiduras en las almohadas también descartan que Emin permaneciera allí cuatro días y que inmediatamente después convirtiera el escenario en una obra de arte.

La artista no contradice al experto

Profesor emérito de Historia del Arte en la Universidad de Oxford, el especialista es considerado uno de los mayores expertos mundiales en el arte de Leonardo da Vinci. Entre sus varios libros sobre el genio italiano está Leonardo, publicado en 2004, uno de los análisis de referencia sobre el autor renacentista. Con estudios científicos además de artísticos, no es descabellado que el historiador, conocido por hermanar los dos campos, haga un estudio técnico de la creación de Emin.

Según Kemp, la colección de desechos y objetos esparcidos alrededor también está manipulada. "Observe las varias encarnaciones de Mi cama y le resultará claro que los detritus (...) han sido de sobra recolocados (...) Hay incluso elementos diferentes".

Preguntada por la cuestión, la artista también ha hablado al Sunday Times y, al contrario de lo que cabría esperar, no contradijo al experto: "La cama salió directamente de mi piso. Cuando digo Mi cama me refiero a la idea de la obra de arte".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento