Euskadi cierra 2014 con ocho muertes violentas, un descenso "importante" con respecto a la estadística del año pasado, en el que se registraron 15 homicidios. Todos los casos figuran en los registros de la Ertzaintza como esclarecidos y con sus presuntos autores a disposición judicial, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

La primera investigación de la Ertzaintza por un homicidio consumado del año 2014 se inició el día 2 de marzo cuando, hacia las seis de la mañana, un joven camerunés de 24 años de edad falleció tras ser apuñalado en el Paseo de Colón de Irun, en las inmediaciones de la entrada al 'topo'.

La investigación de la Ertzaintza permitió determinar que el presunto autor del apuñalamiento, un varón de nacionalidad dominicana, habría cruzado la frontera, refugiándose en Francia. La colaboración de la Ertzaintza con la Gendarmería francesa permitió, sin embargo, localizarle y detenerle varias semanas más tarde en la localidad de Châteauroux, en el centro del país vecino. Tras ser puesto a disposición judicial, ingresó en prisión.

El segundo homicidio del año fue, asimismo, la primera víctima de violencia de género de 2014 en Euskadi. Tuvo lugar el 17 de marzo en la localidad vizcaína de Mungia, cuando una mujer de 35 años de edad y nacionalidad brasileña, apareció estrangulada en su domicilio. Horas más tarde, la Ertzaintza localizó y detuvo al presunto autor del crimen, un hombre con el que la víctima había mantenido una relación sentimental. Ingresó posteriormente en prisión.

El 8 de junio, en la localidad de Barakaldo, un policía municipal bilbaíno dio muerte a tiros a sus padres, personas de edad avanzada y aquejadas al parecer de graves enfermedades. El autor del doble homicidio se quitó posteriormente la vida disparándose con la misma arma.

El 3 de noviembre se produjo en Vitoria el segundo fallecimiento del año por violencia de género. Una mujer de 42 años y nacionalidad dominicana fue encontrada muerta en su vivienda de la calle Guayaquil, con evidentes indicios de violencia física. Horas más tarde, la Ertzaintza detuvo a su compañero sentimental como presunto autor del hecho. Tras ser puesto a disposición judicial, ingresó en prisión.

La noche del 19 de noviembre fue localizado en el interior de su vivienda, en la calle Lersundi de Bilbao, el cadáver de un varón de 54 años de edad, actor de profesión, con síntomas de muerte violenta. Poco después fue detenido como presunto autor del homicidio su compañero, otro hombre con el que convivía desde hacía veinte años, quien ingresó en prisión tras pasar a disposición judicial.

Por último, la mañana del 10 de diciembre se abrió una nueva investigación de la Ertzaintza, en este caso por un doble homicidio, al ser localizados en una vivienda de la localidad vizcaína de Abadiño los cadáveres de una mujer de 54 años y de su madre de 88, ambas con claros signos de violencia. Horas más tarde, fue detenido el marido de la primera como autor de ambos homicidios.

Para evitar su arresto y dificultar la investigación policial, había simulado un intento de robo en un taller de su propiedad, incendiándolo y fingiendo, además, una agresión a cargo de dos desconocidos. El montaje fue desmontado por los investigadores de la Ertzaintza y el presunto homicida ingresó en prisión por orden judicial.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.