La alcaldesa de Valencia y presidenta del Patronato de Feria Valencia, Rita Barberá, ha admitido este martes haber recibido regalos de la institución ferial "en determinadas fechas, bien sea la celebración del santo o en Navidad", que "entran dentro del uso y la costumbre habitual" y también recibieron otros políticos y colectivos.

En una rueda de prensa posterior al Patronato junto al presidente del Comité Ejecutivo, José Vicente González, Barberá se ha referido a las informaciones periodísticas sobre esta cuestión dada su filosofía de "no huir nunca de nada y dar siempre la cara" y ha asegurado que, como quienes le precedieron en la Alcaldía, preside este órgano y "en esa función, jamás se ha tenido la menor retribución".

"Yo nunca he cobrado un sueldo, nunca he cobrado una dieta, nunca he tenido una tarjeta de la feria para nada", ha recalcado Barberá, quien ha insistido en que el Patronato carece de "competencias ejecutivas más allá de la aprobación del presupuesto" y que, por este motivo, nunca ha ejercido "ninguna competencia de control" ni se ha tenido que pronunciar sobre temas como los sobrecostes en las obras de ampliación del recinto. "Nunca se nos informó de nada de eso ni tenían por qué", ha zanjado.

Barberá ha reconocido haber "recibido los obsequios que son absolutamente hábitos de costumbre en esas fechas —señaladas— en muchísimas entidades, como los reciben diferentes instituciones, empresas, políticos" y ha agregado que "quizá habría que preguntarle a todos los políticos de España de cualquier signo, a muchísimos funcionarios y a muchísimos medios de comunicación" por esta cuestión.

A continuación, ha leído un listado de "colectivos que han percibido obsequios de Navidad o con motivo de alguna celebración especial de Feria Valencia desde que se fundó hasta que en torno a 2012, con motivo de la crisis, se paró para reducir gastos", como los sucesivos comités de la feria, expositores, trabajadores, comités ejecutivos, patronatos, presidentes autonómicos, consellers, "algún ministro, y a veces con un precio superior al que se ha publicado —ha dicho—", así como presidentes de Diputación, algunos presidentes de RTVV, concejales, grupos de la oposición municipal, secretarios autonómicos, directores generales y directores y redactores de medios de comunicación.

Preguntada por si se arrepiente de haber percibido esos regalos, ha sido tajante: "Yo no he hecho nada malo, por tanto, no entra en mis planes en absoluto asumir ninguna de las cuestiones que plantea". En este punto, ha instado a "pensar qué intencionalidad hay detrás de todo esto" y de la voluntad de vincular a su nombre cualquier información, algo que a su juicio está muy claro, pero que ha rehusado precisar.

"me siento mucho más fuerte"

Barberá también ha aludido a las palabras del Papa Francisco acerca de no temer a las heridas, ya que fortalecen, y ha agregado: "Así es como me siento yo hoy, mucho más fuerte".

Se ha referido asimismo a los "muchos piropos" que le "dedica últimamente" el secretario general del PSPV, Ximo Puig, quien ha pedido una comisión de investigación sobre "la cueva de Alí Babá" que "ha sido Feria Valencia", y lo ha achacado a que "seguramente cree" que será ella "su adversaria electoral". "Pero como nadie le hace caso ni pinta un cero a la izquierda, no pienso perder ni un segundo más", ha subrayado.

Por otro lado, ha afirmado que no les "consta que la Fiscalía tenga los documentos de los regalos" y que si bien "es verdad que los ha pedido", ha solicitado "mucha documentación y no se le ha podido enviar" aún. "Por tanto, esa documentación —la publicada— procede de algún otro sitio, probablemente de alguna fuga de documentación en algún momento determinado", ha agregado Barberá, quien no cree que provenga de la Generalitat dado que "tampoco debería tener esa documentación".

"este año no ha habido regalos"

Preguntada por si no considera "excesivos" esos obsequios "en una institución que no podía pagar sus deudas", Barberá ha remarcado que "no es el mismo momento" que cuando se efectuaron esos regalos y ha insistido en que dar regalos de Navidad "es una cortesía, un uso absolutamente habitual" que, "cuando la crisis, se cortó a rajatabla, como en todas las familias se hace, cortar lo superfluo". Ni ella ni González han sabido precisar cuándo cesó esta práctica, aunque éste sí ha garantizado que "este año no ha habido regalos" y que "los gastos en regalos en los últimos dos o tres años son absolutamente testimoniales".

Consulta aquí más noticias de Valencia.