La Guardia Civil ha detenido a tres personas y ha imputado a otras cuatro por su presunta implicación en el robo de un grupo electrógeno valorado en 33.000 euros, así como de pertenencia a grupo criminal y receptación, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

La actuación de la Guardia Civil se inició a raíz de una denuncia presentada el 29 de octubre en el Cuartel de Almassora, en la que se informaba de la sustracción de un grupo electrógeno de cuatro toneladas, valorado en unos 33.000 euros, que se encontraba instalado en un pozo de suministro de agua potable que abastecía al término municipal de L'Alcora.

Agentes del equipo contra robos en el campo (ROCA) de Castellón iniciaron una investigación con la 'Operación Suministro' para esclarecer los hechos, y averiguaron que siete personas habían planeado sustraer el grupo electrógeno y que cada una tenía su cometido con el fin de venderlo posiblemente fuera del país tras modificar las características del grupo y manipular el número de identificación para ocultar su procedencia. Los presuntos autores pretendían emplear maquinaria pesada para la comisión del hecho delictivo.

Los guardias civiles procedieron en noviembre y diciembre a identificar, localizar y detener a tres personas y a imputar a otras cuatro, con edades comprendidas entre 24 y 52 años, como supuestas autoras de un delito de robo con fuerza y pertenencia a banda criminal, y una de ellas por un delito de receptación.

Se ha podido recuperar el grupo electrógeno sustraído, que ha sido entregado a su propietario. Los detenidos han quedado en libertad y las diligencias instruidas han pasado a disposición del juzgado de Instrucción número 4 de Castellón.

Consulta aquí más noticias de Castellón.