El Gobierno de Canarias ha acusado al Ministerio de Hacienda de "inflar" los ahorros de la quita de intereses de la Comunidad Autónoma, pues las islas obtendrían como máximo 113 millones de ahorro en 2015, una cifra que dista de los 178 millones estimados por el Estado.

A través de un comunicado, el consejero de Economía y Hacienda, Javier González Ortiz, ha asegurado que los datos publicados por el Ministerio "sólo tratan de amplificar una medida que beneficia a unos territorios frente a otros por la puerta de atrás".

Según los cálculos realizados por la Consejería, el 0% que se fija como tipo de interés supondrá 65 millones menos de lo evaluado por el Gobierno central para el próximo año.

Sobre esta condonación de intereses a todas las comunidades, González Ortiz reiteró su disconformidad, ya que siendo partidario de que puedan beneficiarse de los bajos tipos que obtiene el Tesoro de España, no comparte que la diferencia entre ese coste y el 0% sea asumido por el Estado para beneficiar a las que más deuda tienen.

El consejero considera que se trata de "una actuación arbitraria y de carácter político que nada tiene que ver con la justicia social al estar diseñada sólo para que algunas comunidades puedan cuadrar sus cuentas".

2.200

Millones para corregir los desequilibrios

El total del coste de esta medida del Gobierno para el conjunto de las autonomías, conforme a sus propios datos publicados, asciende al menos a 5.800 millones de euros para 2015. En este sentido, González Ortiz reclama que esta cantidad "se destine, con criterios objetivos, a corregir el sistema de financiación de forma que compense a los territorios peor tratados como Canarias".

El consejero cuantificó en 2.200 millones de euros, es decir, en menos de la mitad de lo que destinará el Ministerio de Hacienda a sufragar el tipo 0% durante el próximo ejercicio, los recursos que, según González Ortiz, permitirían situar en la media a todas las comunidades hoy perjudicadas en la distribución de fondos para atender la sanidad, la educación y las políticas sociales. En el caso de Canarias, una distancia cifrada en 800 millones de euros anuales.

"Canarias no necesita un rescate financiero; Canarias lo que necesita es un reparto justo del sistema de financiación", indicó el consejero, quien recordó que el archipiélago se sitúa entre las autonomías con menor volumen de deuda y cumple con los objetivos de déficit, de deuda y con el plazo de pago a proveedores.

Además, criticó que hasta ahora la excusa del Gobierno central para no reformar el sistema haya sido la escasez de recursos "y ahora sí dispongan de sustanciales fondos para repartirlos de forma arbitraria agravando las diferencias entre unas comunidades y otras".