La jueza Paz Hidalgo ha rechazado imputar al expresidente del Racing Francisco Pernía en la querella de la empresa pública Cantur por la compraventa del club. La magistrada que instruye el caso deniega así la solicitud de Jacobo Montalvo, imputado en la causa, que el pasado mes de noviembre pidió la imputación de Pernía por un supuesto delito de malversación.

Montalvo y su empresa, Dumviro Ventures, fundamentaron su petición alegando que Pernía instó a Montalvo a firmar la propuesta con Credit Suisse de noviembre de 2010, pese a que ello suponía "un grave incumplimiento contractual" por parte de Dumviro con Heritage Capital y que resultaba "abusivo" para los intereses de Dumviro.

Entre otras cuestiones, también alegaban que Pernía controlaba la gestión del Racing, que era el interlocutor con los integrantes del Gobierno de Cantabria, y que en el contrato privado de "promesa" de compraventa del Racing entre Dumviro y WGA de enero de 2011, firmado en Doha, consta "el compromiso de mantener la posición clave" de Pernía en el Racing.

Elevada la petición de Montalvo a la Fiscalía para que informe sobre competencia y fondo, el Ministerio Fiscal manifestó que "de momento no existen indicios de prueba" diferentes a las manifestaciones de Montalvo, en las que se pretende atribuir a Pernía "responsabilidades por "dominio del hecho" que a él personalmente corresponden".

Fiscalía señala asimismo que Pernía se encuentra imputado en unas diligencias previas de un juzgado de instrucción de Santander por la comisión de un delito de administración desleal en el Racing.

En un auto fechado el 23 de diciembre, al que ha tenido acceso Europa Press, la magistrada que instruye esta causa recuerda que los hechos en los que se basa la petición de Montalvo figuran en la documentación aportada con la querella y en las diligencias practicadas en la instrucción, sin que se haya apreciado que de los mismos se derive la comisión de un delito, por lo que Pernía fue llamado a declarar en calidad de testigo.

En línea con la tesis del Fiscal, la jueza señala que de los documentos aportados por Montalvo y Dumviro no se desprende que existan indicios de prueba sobre la comisión de los delitos que indica en su solicitud (malversación y administración desleal de Cantur en calidad de cooperación necesaria), "máxime si tenemos en cuenta", añade, que Pernía fue designado por la empresa matriz del grupo Silver para desempeñar el cargo de consejero y presidente del Racing.

La magistrada señala que desde mayo de 2006, y "pese a que Pernía prestaba los servicios en el Racing, esta empresa le vino abonando unas altas retribuciones (120.000 euros como se declaró en el Tribunal)". Y recuerda que en esas fechas, Montalvo era consejero en la empresa matriz del grupo Silver, administrador solidario de Dumviro y accionista mayoritario y consejero del Racing.

Por todo ello, deniega la solicitud de Montalvo, aunque ello "sin perjuicio -puntualiza- de que en el curso de la instrucción aparezcan otros datos suficientes para modificar la situación procesal de Pernía".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.