El año 2014 se despedirá con un día 31 con tiempo frío y seco en la Península aunque subirán las temperaturas ligeramente y se atenuará la intensidad de las heladas que aún serán generalizadas en el interior, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que espera que ese tiempo se mantenga también el primer día de 2015.

Además, los días 31 y 1 la sensación térmica será menos fría ya que amainarán los vientos de componente norte, que únicamente se mantendrán en el noreste de Cataluña y en Baleares aunque disminuyendo mucho respecto a los días anteriores.

Al mismo tiempo es "probable" que el día de Nochevieja se produzcan algunos chubascos en el norte de Baleares y en las islas occidentales de Canarias, aunque ahí tenderán a desaparecer. El viento de componente este soplará en el archipiélago canario y dará lugar a calimas.

Por su parte, entre los días 2 y el 6 de enero, la presencia de un anticiclón persistente permitirá que en la mayor parte de la Península y Baleares se mantenga el tiempo estable con cielos poco nubosos o despejados, con algunas nieblas en ambas mesetas, vientos flojos y calmas. En ese periodo subirán las temperaturas de forma ligera y gradual de modo que se producirán algunas heladas de carácter débil.

Sin embargo es probable que el norte de la Península se vea afectado el sábado 3 por el extremo de un frente que produciría cielos nubosos y lluvias débiles, algo más abundantes en el Cantábrico oriental y Pirineo occidental.

En Canarias se esperan cielos con intervalos nubosos y sin precipitaciones, y soplarán los vientos de componente este con carácter moderado a fuerte en zonas altas, que puede hacer que continúen las calimas durante la mayor parte del periodo.

(

Consulta aquí más noticias de Toledo.