La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha rechazado, respecto al debate abierto sobre el proyecto de dragado de profundización del río Guadalquivir que promueve la Autoridad Portuaria de Sevilla, que el respeto a la normativa ambiental se corresponda con un "freno" al desarrollo socioeconómico sostenible.

La consejera del ramo, María Jesús Serrano, ha indicado en una entrevista concedida a Europa Press que, en este sentido, si dicha normativa no se respeta "todo desarrollo tendrá fecha de caducidad, y los grandes perjudicados serán los ciudadanos y las generaciones futuras, con las que tenemos la obligación, como administradores públicos, de conservar el patrimonio natural".

"Entendemos que para que el dragado o cualquier otra iniciativa se haga se deben respetar todas las leyes que haya de aplicación en ese sentido", ha manifestado Serrano, que insta a pensar "a medio y largo plazo" y, en base a ello, combinar el desarrollo con todos los factores necesarios para que el mismo sea sostenible "y perdure en el tiempo, y no se dé que en unos años estemos arrepintiéndonos de no haber pensado en las consecuencias para el futuro".

Sobre el proyecto para la protección de la margen derecha del cauce, uno de los requisitos indispensables para poder acometer la iniciativa según la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), la titular andaluza de Medio Ambiente ha confirmado que los servicios técnicos continúan estudiando el documento presentado por el Puerto sevillano, con vistas a que luego lo analicen la Comisión de Aguas y Biodiversidad de Doñana y el comité científico asesor, "para tener un criterio solvente y viable desde el punto de vista técnico".

Serrano ha recordado que este proyecto es "independiente" del dragado en sí, cuya autorización depende del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Por ello, rechaza valorar el dragado a menor profundidad (0,85 metros) que pretende impulsar la Autoridad Portuaria para agilizar los trámites, señalando que "hay que cumplir las normas y condiciones que establezca la DIA; por lo demás, nos pronunciaremos en aquellos aspectos en los que, por competencia autonómica, tenemos que entrar".

En lo que respecta al estudio del proyecto de márgenes por parte del Consejo de Participación de Doñana, la consejera ha remarcado, con todo, que el debate no sufrirá "ralentizaciones" ni será "frenado". "Una vez que esté visto por parte de los técnicos, si hay que convocar un Consejo se convocará cuando haga falta, al igual que ya se organizó uno extraordinario para el tema de la Corona Forestal", ha precisado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.